El hombre Acuario

El hombre Acuario se reconoce f√°cilmente tanto por su aspecto como por su conducta. Tiene siempre alguna caracter√≠stica f√≠sica fuera de lo com√ļn. Suele ser alto, con bellos ojos y mirada nerviosa; de finas l√≠neas, a menudo casi femeninas. Junto al genio se encuentra el tipo exc√©ntrico; junto al hombre elegant√≠simo el tipo descuidado. Vive siempre en un mundo poblado por sus propias ideas y lo que dicen o hacen los dem√°s le interesa hasta cierto punto. Su originalidad le sigue y le distingue en todas partes. Antiburgu√©s ciento por ciento, desprecia profundamente los convencionalismos. Le gusta mucho la m√ļsica: desde las melod√≠as medievales, pasando por los cl√°sicos a la m√ļsica contempor√°nea. Aparentemente es un hombre tranquilo, emocionalmente estable, amable y que siempre habla con el mismo tono de voz profunda.
Los cambios de humor, los sue√Īos y las preocupaciones se suceden en su interior y son percibidas por los dem√°s a trav√©s de ciertos silencios, de sus ausencias. Es el m√°s original y el m√°s interesante de todos los signos. Es generoso, a pesar de que su generosidad est√© motivada por la necesidad de reconocimiento. En el amor, le interesa la amistad y la afinidad en las ideas y en los gustos m√°s que el aspecto f√≠sico. La pasi√≥n y los celos son sensaciones que √©l no siente y que le asustan en los dem√°s. Indudablemente, es un hombre interesante aun cuando sea dif√≠cil entenderlo y secundarle.
Guarda escasa afici√≥n a las diversiones colectivas y le encantan los viajes. Es fiel y en la compa√Īera busca sobre todo a la amiga y a la madre de sus hijos. Su conducta es se√Īorial y dif√≠cilmente cae en lo vulgar, aunque en algunas ocasiones se deje apoderar por ataques de nerviosismo. Para la buena marcha de la familia es aconsejable contrariarlo lo menos posible. En los negocios es bastante h√°bil, aunque le acompa√Īa la fama de materialista. A menudo se ve rodeado de las atenciones femeninas gracias a su figura atl√©tica poco com√ļn, pero √©l no se deja seducir f√°cilmente.
Aunque atractivo para las mujeres, el idealismo de Acuario le hace perder buenas oportunidades. Con la mujer Aries la uni√≥n tendr√° como siempre, un principio rom√°ntico y feliz, pero su duraci√≥n ser√° ef√≠mera, ya que √©l no descubre nunca sus propios secretos y ella est√° celosa de los misterios de este hombre que la atrae y que no logra dominar. Acuario no puede en absoluto encontrarse con la mujer Tauro, por su inclinaci√≥n a amar y seguir todo lo caprichoso y original, mientras que ella quiere siempre estabilizar y concretar al m√°ximo su relaci√≥n. Acuario encuentra la mujer ideal en G√©minis, con la que establecer√° una relaci√≥n intelectual y afectiva muy s√≥lida, aunque en el matrimonio se manifiesten continuos altibajos. Con C√°ncer puede existir una relaci√≥n basada en la amistad y la comprensi√≥n intelectual. Por el contrario, la relaci√≥n entre Acuario y la mujer Leo es extra√Īa en el Zod√≠aco, por la poca pasi√≥n de √©l y las excesivas pretensiones econ√≥micas y sentimentales de ella. Con la mujer Virgo puede existir una uni√≥n tranquila y serena, pues ella sabe organizar bastante bien la desordenada vida de √©l. La uni√≥n por excelencia es la de Acuario y Libra, con la que un hombre as√≠ se complementa tanto f√≠sica como intelectualmente. Por el contrario, existe relaci√≥n amor-odio entre el Acuario y la mujer Escorpi√≥n, ya que esta, como la Aries, tiende a querer dominar un hombre que rechaza toda sujeci√≥n. Tambi√©n con Sagitario se establece una uni√≥n perfecta, siempre que tengan posibilidades econ√≥micas, ya que ambos signos tienden a idealizar excesivamente su relaci√≥n. Completamente desaconsejable es la uni√≥n con la mujer Capricornio por la capacidad de posesi√≥n de este signo y, sobre todo, por su seriedad, que no permite que el Acuario se evada, como le es caracter√≠stico, del ambiente familiar. Tambi√©n es desaconsejable la uni√≥n con la mujer de su mismo signo, por las excesivas pretensiones sentimentales y afectivas de esta mujer. La cortes√≠a y el savoir faire del hombre Acuario atraen inmediatamente a la mujer Piscis que, idealista y rom√°ntica, aprecia inmediatamente la gentileza con la que la rodea el hombre Acuario.