Aries y el ocio

Aries pone la misma energía en el juego que en el trabajo. Le gustan los desafíos, las competiciones, el estar en el corazón del peligro, incluso en sus horas de ocio.

Los deportes competitivos, el automovilismo o las carreras de bicicletas, así como los fines de semana al estilo militar, son actividades frecuentes en los Aries, tanto varones como mujeres.

Muchos Aries disfrutan del estremecimiento, desde una vuelta a la monta√Īa rusa, hasta los deportes extremos, el ¬ępuenting¬Ľ, los descensos fluviales, montar a pelo o esquiar fuera de las pistas.

Cuanta más velocidad, mejor para Aries. Por supuesto que también tiene pasatiempos tranquilos. Los Aries aplican su impulso competitivo a los familiares juegos de mesa, en los que les gusta jugar para ganar. Arreglar el coche o ajustar la bicicleta son típicas actividades de este signo.

Cualquier clase de trabajo con el metal puede atraerlo. Como la energ√≠a de Aries es esencialmente creativa, bien puede dedicarse al arte o la escultura, y muchos Aries disfrutan como actores aficionados, mucho m√°s si son los directores de la pieza o desempe√Īan el papel protagonista.

En un campo m√°s pr√°ctico, le gusta emprender mejoras en el hogar y poner su sello en todo lo que habitualmente le rodea. Muchos Aries resultan muy efectivos en el mantenimiento de la casa y no temen abordar grandes tareas.

Si no saben c√≥mo hacerlo, se informar√°n de prisa en alguna parte y aprender√°n lo b√°sico. Sea cual fuere el pasatiempo, usted lo disfruta a fondo. No olvida sus vacaciones anuales alrededor del mundo e intenta agenciarse el mayor n√ļmero posible de rupturas con la rutina.

Tumbarse de espaldas en la arena no es lo suyo; prefiere la aventura o unas vacaciones muy activas: un safari, una carrera de resistencia, conducir a trav√©s de la India, escalar altas monta√Īas, tripular un yate cruzando el oc√©ano o apuntarse como jefe de equipo de una acampada infantil.

Cuando el sistema solar se abra al turismo, ser√° usted el primero en embarcar hacia Marte. Su signo opuesto puede tener influencia en la manera en que ocupa sus horas de ocio. Libra despierta al artista que hay en Aries y, en ocasiones, le anima a pintar.