El hombre Aries

El hombre Aries es interesante, a menudo atl√©tico, con nariz gruesa, decidido. Tiene la mirada viv√≠sima, es un buen orador, algo rudo de modales pero educado, fuerte y en√©rgico, musculoso, muy din√°mico, siempre en movimiento y viril. Su carga sexual es potente, la mujer que le gusta tiene que ser muy femenina, dulce y rom√°ntica y representar su ideal de compa√Īera sumisa y buena, pero demostrando que posee fuerza de car√°cter y que se sabe desenvolver en la vida. Muchas mujeres lo encuentran incluso fascinante, pero el hombre de Aries correr√° tras los que no le adulan ni se f√≠an de √©l, porque quiere tener la ilusi√≥n de ser √©l mismo quien realiza una elecci√≥n precisa, y no tolera ser escogido.

En amor es exclusivista, absoluto, celos√≠simo y no consiente que su mujer sea cortejada por nadie. Es capaz de pasiones desenfrenadas, de llamas ardientes, en resumen, un idealista lleno de vida y de sue√Īos rom√°nticos. No conviene mantener con √©l noviazgos demasiado largos; el nacido en Aries se cansar√° y ser√° capaz de tomar una decisi√≥n ¬ępor los pies¬Ľy casarse en poco tiempo con otra. En la uni√≥n hay que tener presente que hay que dejarle toda la libertad posible si se desea que dure y no condicionarle o limitarle la personalidad.