Características del signo Mono

Ingeniosos, originales, hábiles, inteligentes, exitosos, juguetones, pero también problemáticos, vanidosos, detallistas, egocéntricos, maliciosos y algo salvajes. Todos estos calificativos les caben como anillo al dedo a los nacidos bajo el signo del Mono.
Locuaces hasta la exageraci√≥n y due√Īos de una asombrosa memoria, por lo general cautivan con su sentido del humor y su enorme poder de seducci√≥n, que les aflora por todos los poros.
Pero cuando algo o alguien no les interesa, pueden convertirse en monumentos a la frialdad o, peor, en crueles burladores. Pero el Mono muchas veces utiliza la ironía, muy ácida por cierto, más como un arma de supervivencia que como una perversa manera de divertirse.
Los Monos son personas muy mandonas por naturaleza y no se achican ante nada ni nadie. Pero su simpatía casi infinita les permite lidiar con cualquiera y ponerlo de su lado. Por eso nos es difícil encontrar Monos a la cabeza de muchísimas de las empresas más relevantes del mundo.
Tal vez su peor defecto sea que a ellos, seres capaces de superar agilmente los mayores obst√°culos, a veces los sacan de quicio las pavadas.
Los Monos no son muy aventureros pero, de tanto en tanto, cuando la rígida disciplina de la vida se les hace insoportable, se evaden de la realidad. Otras veces, los Monos huyen de la melancolía, del sentimiento de frustración que no pueden evitar y salen arrasando todo lo que tienen a su alrededor.

Volver a signo Mono