El Cabra y los elementos

Algunas tradiciones asocian a la Madera con cierta ambivalencia y dualidad. Tal vez por eso su influencia en el signo de la Cabra es algo contradictoria. Sin embargo, en términos generales, este elemento armónico confiere a los nacidos bajo su influjo una prestancia que no pasa inadvertida.
Por esa raz√≥n, a menudo se desempe√Īan con √©xito como intermediarios y suelen ser muy solicitados como consejeros. Las Cabras que est√°n influidas por el elemento Fuego son proclives a mostrarse bastante vehementes cuando intentan resolver determinados conflictos surgidos en el seno de sus relaciones.
No hay que olvidar que la tendencia predominante en este signo es una incesante actividad social. El elemento Agua, en cambio, incide muy favorablemente en las Cabras.
Les confiere un carácter más apacible que el de sus hermanos de signo. Algunos exhiben una moderación, que a veces no parece corresponder a los nativos del signo. La influencia del elemento Tierra sobre las Cabras varía de una estación a otra, pero de modo general las lleva a no resistirse ante las transformaciones que se producen en la sociedad. Los nacidos bajo el influjo de este elemento aceptan y valoran el cambio.
El elemento armónico Metal otorga a las Cabras creatividad, perspicacia y una dosis de autosuficiencia que puede terminar causándoles disgustos.
El Metal les imprime características relacionadas con el perfeccionismo y la rigurosidad en todo proyecto o acción.

Volver a Signo Cabra