El Gallo y la salud

Optimistas como pocos y bastante despreocupados por lo que no sea su trabajo, los Gallos no son previsores con su salud.
Solo se preocupan cuando alguna dolencia limita su libertad de movimientos. Y tampoco son buenos enfermos: se inquietan y se desesperan, con lo que hacen que cualquier tratamiento sea mås largo y menos eficaz que lo esperado por los médicos.
Por fortuna tienen una gran dosis de vitalidad.

Signo Gallo