El Gato y los elementos

Si su elemento es la Madera, los Gatos est√°n mejor dotados para capear los temporales, que son mucho menos fuertes y frecuentes de lo que ellos temen. No es que sean muy diferentes a otros nativos de este signo: simplemente han tenido la suerte de poseer la flexibilidad necesaria para poder vivir sin temores.
Los que tienen como elemento armónico al Fuego han recibido su benefactor impulso vital, que los libera de la excesiva prudencia característica del signo, y suelen convertirse en creadores.
Solo hay un peligro: si no aprenden a dominar esta fuerza y se dejan llevar por ella, la creatividad puede tomar un sesgo destructivo. Los Gatos nacidos bajo la influencia del elemento Agua, en mayor medida que los dem√°s nativos del signo, tienen toda su atenci√≥n puesta en construir su peque√Īo universo sin sobresaltos, su refugio personal aislado de los imprevistos.
Si su elemento armónico es la Tierra, los Gatos tienen las condiciones ideales para encontrar la tranquilidad que tanto necesitan en este mundo caótico y lleno de situaciones inesperadas, muchas veces desagradables o dolorosas. Los nacidos bajo el influjo del elemento Metal deben aprender a convivir con los demás y a evitar que sus acciones oscilen entre los extremos. Entre el blanco y el negro hay infinidad de tonalidades de gris.
Les vendría muy bien ser un poco más diplomáticos.

Signo Gato