El Mono y los elementos

A los nativos del signo Mono, el elemento Madera les da armonía y serenidad. El apasionamiento innato de los Monos cede y es sustituido por la tranquilidad y la reflexión a la hora de tomar decisiones.
Cuando tienen por elemento armónico al Fuego, los Monos están dotados de una complejidad complementaria que los destaca por encima de otros hermanos de signo. El poder energético del Fuego aviva las energías propias de cada uno.
La incidencia del elemento energ√©tico Agua en los nativos de este signo los hace inclinarse hacia el origen de cualquier cosa que los inquiete, a buscar siempre el n√ļcleo del problema.
Los nacidos bajo la influencia del elemento Tierra suelen tener innumerables obst√°culos en su camino. Este peregrinaje, demasiado lento en ocasiones, los transforma de tal modo que los fuerza a manifestarse en contra de su idealismo innato y a aceptar como propias las posturas materialistas.
El elemento Metal es como un caparazón que recubre al Mono, impidiéndole cualquier atisbo de progresismo. Incluso sus actitudes éticas tienden hacia la crítica de todo lo novedoso.

Volver a signo Mono