La Luna segĂșn las Casas

Sabemos que la Luna representa la edad que en el hombre corresponde a la infancia. Precisando mĂĄs, en las Casas la Luna indica el instinto, en sentido positivo; y el complejo de inferioridad en sentido negativo.

La Luna en la Casa I: indica instinto y apatĂ­a.

La Luna en la Casa II: representa la facilidad con la que la persona logra ganar dinero. En sentido negativo indica problemas financieros.

La Luna en la Casa III: simboliza los viajes y cambios de residencia.

La Luna en la Casa IV: representa la tranquilidad que la persona querría lograr a través del calor que le ofrece su familia.

La Luna en la Casa V: indica innumerables amores de la persona.

La Luna en la Casa VI: indica la gran atracciĂłn de la persona hacia una mujer de condiciĂłn inferior a la suya.

La Luna en la Casa VII: representa la evoluciĂłn afectiva y material que lleva al hombre al matrimonio.

La Luna en la Casa VIII: significa tanto las herencias como los peligros que la persona corre en su infancia.

La Luna en la Casa IX: indica la hipersensibilidad de la persona que deja volar su imaginación en ideas y proyectos quiméricos.

La Luna en la Casa X: es el Ă©xito sobre los demĂĄs. Es tambiĂ©n la Casa del arribismo sin escrĂșpulos y para el que todo es lĂ­cito.

La Luna en la Casa XI: representa la receptividad en el plano amistoso, es decir, en qué forma la persona se comporta con sus amigos.

La Luna en la Casa XII: indica disponibilidad afectiva.