Las Casas astrológicas

Las Casas (llamadas también campos) representan los diferentes aspectos de la vida de un individuo. Las Casas son doce que corresponden a otras tantas partes o husos esféricos de la rueda zodiacal.
El astr√≥nomo √°rabe Albatenio fue el primero en compilar un sistema de Casa a√ļn vigente, aunque actualizado y perfeccionado por la ciencia estad√≠stica.

En el Zodíaco fijo, el emplazamiento, al igual que el carácter de cada Casa, corresponde a cada signo. Las Casas I, V y IX simbolizan tres aspectos de la afirmación individual y pertenecen al elemento fuego; corresponden así:
‚ÄĒ Casa I: Aries.
‚ÄĒ Casa V: Leo.
‚ÄĒ Casa IX: Sagitario.
Las Casas II, VI y X simbolizan tres aspectos de la vida material y concreta y pertenecen al elemento tierra:
‚ÄĒ Casa II: Tauro.
‚ÄĒ Casa VI: Virgo.
‚ÄĒ Casa X: Capricornio.
Las Casas III, VII y XI simbolizan tres aspectos de la unión o comunicación y pertenecen al elemento aire:
‚ÄĒ Casa III: G√©minis.
‚ÄĒ Casa VII: Libra.
‚ÄĒ Casa XI: Acuario.
Las Casas IV, VIII y XII, simbolizan la vida m√°s all√° del ¬ęyo¬Ľ, tanto el inconsciente como el supraconsciente, y pertenecen al elemento agua:
‚ÄĒ Casa IV: C√°ncer.
‚ÄĒ Casa VIII: Escorpio.
‚ÄĒ Casa XII: Piscis.
La Casa I representa la personalidad profunda del individuo con todas sus cualidades buenas o malas. Es el modo de actuar, de hablar, de comportarse del hombre.
Es la Casa de las inclinaciones intelectuales y f√≠sicas. Entonces, si en la primera Casa aparecen el Sol o J√ļpiter, la vida del individuo se desarrollar√° con extraordinaria facilidad; el √©xito, la riqueza y los honores le ser√°n propicios; mientras que, si cerca del ascendente se encuentran los planetas Saturno, Neptuno o Urano, la existencia se presentar√° llena de grandes obst√°culos y menos f√°cil de conquistar.

Sigue leyendo >>>