¿Qué es el horóscopo?

Zodíaco es una palabra que viene del griego zóidion, derivada de zoe, que significa representación de la vida. Nombre que verdaderamente encaja a la perfección. Asimismo, Zodíaco puede ser traducido como gran vía de la vida, una vía vital que es, básicamente, un círculo de 360°.

El Zodíaco está dividido en 360°, y por ello a cada día del año solar le corresponde un determinado grado zodiacal. Cada grado tiene un valor y unas características propias. Conociendo la fecha exacta de nacimiento se podrá saber bajo qué grado zodiacal ha nacido cada uno y, en consecuencia se puede saber la posición exacta del sol aquel día y las influencias sobre nuestro carácter, sobre el destino, sobre la personalidad y la individualidad.

El horóscopo de cada uno se determina por la posición de los astros y de los planetas con respecto al momento particular que se quiera examinar, en un punto dado de latitud y longitud de la Tierra.

Según la posición de estos cuerpos, en el momento del nacimiento de una persona, se establecerán sus influencias sobre ella. El horóscopo individual se representa mediante una esfera a cuyo alrededor describen órbita esos cuerpos celestes. La influencia de la luna y de los planetas se refleja sobre la personalidad, y el ascendente se refiere al carácter, destino y aspecto físico.

Los diversos planetas funden sus influencias con los grados, y según esas características Mercurio, por ejemplo, representará la inteligencia y el nerviosismo, Venus, el amor y el arte, y así sucesivamente.
Es importantísimo, pues, saber no sólo la hora exacta del nacimiento sino los minutos y segundos para determinar la posición de las estrellas en ese momento.