Simbolismo astrológico

¬ęComprendan por fin que el astro superior y el astro inferior (en s√≠) son una misma cosa y nada por separado. Es el cielo exterior el que muestra el camino del cielo interior (…). El hombre posee un cielo particular para √©l, que es como el de √°urea y posee la misma constelaci√≥n. Es por esta raz√≥n que el hombre est√° sometido al tiempo: no por el cielo exterior, sino por el de dentro. El planeta del firmamento no reina ni sobre ti ni sobre m√≠ pero s√≠ el de dentro de nosotros. El astr√≥nomo que juzga al natividad seg√ļn los planetas exteriores se equivoca; ellos no afectan al hombre; es el cielo interior con sus planetas quien act√ļa: el cielo exterior solamente demuestra e indica el cielo interno.¬Ľ (Paracelso, m√©dico, 1493-1541.) La astrolog√≠a se expresa por un lenguaje simb√≥lico cuya fuente es mitol√≥gica. En esta segunda parte de nuestra ense√Īanza pr√°ctica de la astrolog√≠a espiritual vamos a definir este lenguaje. Primeramente debemos definir el simbolismo y la mitolog√≠a. El simbolismo es un sistema de s√≠mbolos destinado a interpretar ideas o hechos. El s√≠mbolo (del griego simbolon) es un signo de reconocimiento (signo, del lat√≠n signum = lo que permite conocer o reconocer, de adivinar o de prever alto) figurando alguna cosa que no cae bajo el sentido. Un s√≠mbolo es un grafismo, una imagen, cuyo fundamento es intelectual y espiritual, que expresa una realidad.
El simbolismo es una forma de lenguaje esotérico tan maravillosamente utilizado, especialmente, por los antiguos egipcios.
Esotérico, del griego esóterikos, es utilizado aquí en sus dos sentidos: viniendo del interior, entendiéndose así una adquisición espiritual; y el de conocimiento reservado a los iniciados. El símbolo conecta el hombre a la naturaleza (los signos expresan fases de la naturaleza y la psicología del hombre). El símbolo conecta al hombre y el cosmos, por medio de la interpretación de los planetas en astrología. El lenguaje simbólico halla su fuente en la mitología.
La mitología es el conjunto de los mitos (del griego mithos) que son leyendas, escritos de origen popular transmitidos por la Tradición y que expresan diversos fenómenos cosmogónicos u otros de una manera alegórica.
Se√Īalamos, de paso, que leyenda (del lat√≠n legenda) significa ¬ęlo que hay que leer¬Ľ.
Notemos, igualmente, que tradici√≥n (del lat√≠n traditio y de tra-dere), es la acci√≥n de transmitir, de hacer pasar a otro por transmisi√≥n oral o escrita conocimientos esot√©ricos provenientes de la m√°s lejana Antig√ľedad.
Es importante subrayar que el mito no ha ¬ębajado de cielo¬Ľ a la Tierra, es decir que no es examinando el cielo como el hombre antiguo invent√≥ las leyendas, transport√°ndose a los astros. Al contrario, son hechos y el resultado de una experiencia intelectual y sobre todo espiritual de los hombres que ha sido, a continuaci√≥n, atribuida a los astros.
Es el resultado de una observaci√≥n, de una comprensi√≥n y de un conocimiento que es ¬ęsubido al cielo¬Ľ, es decir que estos hombres de antes han decidido que tal parte de sus conocimientos y expresando tal parte de su saber humano ser√≠a en analog√≠a ‚ÄĒbajo forma de mitos que solamente el iniciado pod√≠a comprender‚ÄĒ con los astros y los signos de la astrolog√≠a.
Si el simbolismo de los signos del Zod√≠aco se configura seg√ļn el ciclo de la naturaleza (y su desarrollo en tres fases para cada una de las cuatro estaciones es de doce signos y doce meses en el a√Īo), el simbolismo de los astros ha dado nacimiento a los dioses de la mitolog√≠a griega.