Augurios

A continuaci√≥n incluimos algunos augurios que el lector puede seguir o no, seg√ļn lo crea conveniente. En tal sentido, recordamos que no existen interpretaciones categ√≥ricas.
En este tipo de augurios, de los que no todos los cartománticos hacen caso, nadie mejor que el propio echador podría establecer la relación entre el hecho y los vaticinios que hasta ese momento hayan ofrecido las cartas.
Corte del fluido eléctrico.-Cuando de nuevo haya luz, pro sígase la consulta empezando de nuevo, pero a partir de la carta que teníamos en la mano al producirse el apagón. Las que ya habían sido descubiertas pasarán al final.
Una carta cae al suelo.-Prescíndasede ella hasta el final. Su significado se impondrá a la interpretación general.
Llanto de un ni√Īo.-No es un buen augurio; el cartom√°ntico lo interpreta como un llanto de las fuerzas extrasensoriales por la suerte del consultante.
Aullido de un perro.-Invalida la consulta. Déjese para otra ocasión.
Alguien est√° cantando.-Buen augurio; suerte para el consultante.
Caída de un objeto.-Problemas relacionados con el significado de lo que se cae.
Tempestad; truenos, relámpagos.-Las energías extrasensoriales se oponen a la consulta. Hay que abandonarla.

Volver a Baraja Espa√Īola