La amistad de los Capricornio

Quien busca la amistad de un Capricornio no tiene la vida fácil; de hecho es difícil convertirse en su amigo, pero es siempre un esfuerzo que vale la pena.

Si triunfan en su intento, se encuentra oro puro: podemos confiar ciegamente en ellos puesto que permanecen al lado de un amigo como una roca, luchando con ellos en la necesidad.
Lo importante es serles fieles, no violar su reserva y no atacar su personalidad puesto que son susceptibles y aceptan racionalmente las críticas sólo si se expresan con dulzura y con ironía cordial. Esperan mucho de los amigos puesto que se dan también totalmente y desean que incluso los demás estén igualmente disponibles.

Honestos, leales y generosos consideran que la amistad es más importante que el amor; el amor es para ellos un sentimiento egoísta porque induce a querer poseer a otro ser, mientras que la amistad es altruista.

Selectivos en la elecci√≥n de los amigos, si los traicionan se muestran todav√≠a m√°s fr√≠os y desconfiados que antes porque la amistad para ellos es sagrada y no se puede arrastrar por el fango. Tienen casi siempre muchos conocidos, pero s√≥lo despu√©s de largos titubeos se conf√≠an y los transforman en amistades. Se sienten atra√≠dos por las personas que respetan, que consideran socialmente seguras, o por las que les pueden ense√Īar algo intelectual, cultural y humano. La t√≠pica actitud distanciada, al lado de un amigo se hace cordial, desenvuelta y expresiva. Dan mucha importancia a la amistad por lo que se sienten interiormente ricos cuando tienen alguna; esto es debido a que su naturaleza solitaria los hace estar deseosos de sentir a alguien cerca.