Neptuno

Neptuno representa la disponibilidad del hombre para la transformaci贸n, el proceso de metamorfosis interior que refleja los cambios y la evoluci贸n que han tenido lugar en el planeta Tierra. Neptuno es un planeta colectivo, que pone al hombre en relaci贸n con el incesante cambio del mundo que lo rodea en todas sus multiplicidades, con todo lo que es desconocido, distinto, lejano, hasta llegar al plano de consciencia m谩s elevado, el espiritual (se trata de hecho del planeta del misticismo y del esp铆ritu religioso). Por lo tanto, plantea preguntas existenciales, suscita la inquietud que empuja hacia metas desconocidas, el deseo de ultrapasar las barreras de las reglas banales para llegar a una verdad m谩s absoluta. En los casos m谩s felices, Neptuno afina extraordinariamente la sensibilidad, enriquece la imaginaci贸n y muy a menudo estimula la creatividad y el sentido art铆stico, aporta intuici贸n e inspiraci贸n genial. Pero la exigencia de cambiar, o de evadirse de la realidad, puede encontrar formas de expresi贸n menos armoniosas. En ciertos casos, Neptuno puede inclinar al fanatismo religioso o pol铆tico, o bien suscitar miedos irracionales, depresiones, y angustias existenciales. El planeta gobierna todo lo que es maravilloso y fant谩stico, y tambi茅n la ilusi贸n forma parte de su reino: bajo la influencia neptuniana puede resultar dif铆cil distinguir n铆tidamente la realidad, el enga帽o y la desilusi贸n pueden ocultarla como la niebla. Para aquellos que saben descifrar su lenguaje, Neptuno env铆a intuiciones iluminadoras, que guiar谩n el camino hacia el conocimiento. La persona caracterizada por una dominante neptuniana es tranquila, profunda, parece estar poco presente en la realidad, transportada por sus pensamientos; dotada de escaso sentido pr谩ctico, es sentimental, sociable, a veces sugestionable y melanc贸lica.