Plut贸n

Se trata del 煤ltimo planeta de nuestro sistema solar, descubierto por el hombre hace s贸lo sesenta a帽os y por lo tanto a煤n relativamente 芦joven禄 en la tradici贸n astrol贸gica. Representa las fuerzas vitales m谩s profundas y secretas de la persona, la capacidad de dar forma concreta a los recursos creativos que residen en cada uno de nosotros. Su influencia es muy lenta y puede parecer poco evidente porque opera a niveles muy profundos de la personalidad: se trata de una fuerza que plasma, transforma, destruye y recrea, y es fundamental para el equilibrio individual, porque gobierna la 铆ntima satisfacci贸n de s铆 mismo, vivida seg煤n los propios instintos y por lo tanto no necesariamente unida al 茅xito material, afectivo, etc. Como regulador de los principios vitales y creativos, Plut贸n est谩 relacionado adem谩s con el sexo, actividad capaz de generar la vida: por lo tanto sirve para indicar de qu茅 manera la persona vive esta parte de s铆 misma y los posibles problemas relacionados con el sexo. Adem谩s de la afirmaci贸n creadora de s铆 mismo, Plut贸n representa tambi茅n la voluntad de potencia individual: cuando est谩 liberada, sin inhibiciones, su fuerza secreta y misteriosa no s贸lo hace que el hombre sea m谩s due帽o de s铆 mismo, sino que puede estimular tambi茅n la ambici贸n de poder, de dominio sobre el pr贸jimo y reforzar el magnetismo personal, la capacidad de persuasi贸n y el exhibicionismo. En algunos casos se pueden producir manifestaciones narcisistas de la personalidad: tendencias histri贸nicas, egocentrismo desenfrenado, aventuras sexuales y falsedades intencionadas.
La posici贸n de Plut贸n es a menudo muy importante para determinar ciertas frustraciones 铆ntimas o complicaciones del car谩cter, que causan en la persona un sentimiento de falta de plenitud.
Una colocaci贸n dominante de Plut贸n en el tema astral confiere una personalidad muy intensa, inclinada a utilizar el poder del que est谩 dotado dirigiendo a los dem谩s en su propio beneficio.