Qu√© significa so√Īar con Fuego

Cuando en un sue√Īo aparece el s√≠mbolo del fuego conviene prestar atenci√≥n porque se presenta con destacada ambivalencia.
Si, por una parte, el fuego es vida, energía, fecundación, calor, purificación y regeneración, por otra significa destrucción, desencadenamiento de las pasiones humanas y desorden mental: principio divino por un lado (el Espíritu Santo se representa por la llama) y símbolo del infierno por otro.
So√Īar con fuego nunca es insignificante, por eso el sue√Īo debe ser estudiado con especial atenci√≥n para distinguir si se trata de un fuego o de un incendio. El fuego, uno de los grandes fen√≥menos de la naturaleza, es el s√≠mbolo de la energ√≠a ps√≠quica, de la intuici√≥n, del conocimiento, del amor y de la sensualidad. El incendio es s√≠mbolo de peligro y debe ser considerado seriamente, porque el inconsciente s√≥lo recurre a √©l cuando es realmente necesario. Puede ser indicio de un desequilibrio mental, especialmente si el sue√Īo se desarrolla bajo el techo de una casa.
Una brasa incandescente que quema sobre el pavimento traduce una pasión secreta y subterránea, siempre dispuesta a manifestarse impetuosamente. Un incendio que estalla en una caballeriza, es decir, en la sede de los instintos, significa una amenaza para el orden natural de las cosas.
Para Freud, el fuego tiene sobre todo un significado sexual. Ve en este s√≠mbolo el despertar del amor en su expresi√≥n f√≠sica. Adem√°s de representar la pasi√≥n, el fuego es tambi√©n se√Īal del deseo de poder. Para Jung es una de las im√°genes arquet√≠picas de la energ√≠a ps√≠quica, del esp√≠ritu y del amor.
La interpretaci√≥n popular dice que si se sue√Īa un fuego moderado y sin humo el √©xito est√° asegurado; si se ve que cae del cielo, llegar√°n cat√°strofes. Cuando el fuego libera mucho humo es presagio de litigios y p√©simas noticias. Encender un fuego con dificultades refleja problemas en las actividades personales. Apagar un fuego es sin√≥nimo de una desilusi√≥n sentimental y de una renuncia. Verlo encender es considerado favorable para el nacimiento de los hijos.
S√≠mbolo de pasi√≥n para los int√©rpretes de la Antig√ľedad, es valorado como portador de fortuna de forma especial por los √°rabes.
Para Artemidoro, un fuego vivo es presagio de felicidad; en cambio, un gran fuego violento es considerado un presagio nefasto, como, por ejemplo, en el antiguo Egipto, donde, adem√°s, representaba un peligro de vida para un familiar. Los asirios predec√≠an d√≠as tristes para quien en sue√Īos encend√≠a un fuego.