Qu√© significa so√Īar con Joyas

Las joyas corresponden a los genitales femeninos, pero tambi√©n pueden ser la representaci√≥n de los miembros de la familia a los que el so√Īador se siente muy vinculado. En especial, el collar es el s√≠mbolo que une a quien lo lleva al mundo que este represen¬≠ta, a una determinada colectividad, a la familia o a quien ha he¬≠cho la donaci√≥n. El collar puede significar una recompensa, una carga, un honor.
El anillo es símbolo de alianza, de vínculo, de fidelidad, de integridad psíquica y de fuerza, pero si se lleva en el pie, el brazo o el cuello simboliza sumisión y esclavitud.
Freud destaca que los órganos genitales femeninos están re­presentados por las joyas.
La interpretaci√≥n popular es decididamente desfavorable a este precioso s√≠mbolo: ve en √©l una se√Īal de futuras preocupacio¬≠nes financieras y dificultades en los negocios. Adem√°s, las joyas del sue√Īo anuncian enga√Īosas apariencias y alegr√≠as de corta duraci√≥n, y son tambi√©n s√≠mbolo de vanidad.
A quien sue√Īa con perder o rechazar joyas le puede suceder lo mismo en la realidad. Deben prestar atenci√≥n los viajeros que ven sus noches rodeadas de joyas porque corren el riesgo de sufrir accidentes. No obstan¬≠te, hay que decir, en honor a la verdad, que algunos int√©rpretes no comparten el pesimismo citado y le dan a este s√≠mbolo un significado favorable.
Para los int√©rpretes de la Antig√ľedad, las joyas tienen un sim¬≠bolismo muy positivo para las mujeres. A los hombres, en cambio, les prometen problemas, fraudes y litigios; las joyas elaboradas en trenza hacen temer complicaciones y problemas tanto a los hombres como a las mujeres. Existe un simbolismo especial para cada tipo de adorno: los pendientes hacen referencia a las hijas, dado que las orejas representan a las mujeres; los brazaletes re¬≠presentan problemas, los anillos simbolizan la vida conyugal y los collares a los hijos.
El parecer de Artemidoro es que las joyas anuncian un marido a las viudas y a las v√≠rgenes. La p√©rdida de un collar anuncia a la mujer la p√©rdida del marido, de los hijos o de los bienes. Para el hombre, la p√©rdida de este ornamento es un presagio de la p√©r¬≠dida de confianza o de dinero; el pron√≥stico vale tambi√©n para los collares que en el sue√Īo caen del cuello.