Qu√© significa so√Īar con la Lluvia

Antiguamente se celebraban fiestas y ritos propiciatorios para ob¬≠tener la lluvia fecundadora de la que depend√≠an la fructificaci√≥n de la tierra y la abundancia de las cosechas, es decir, el bienestar de todos. La lluvia es un s√≠mbolo on√≠rico muy positivo: es la fuerza generadora masculina, tanto material como espiritual. La lluvia, al unir el cielo y la tierra en una especie de matrimonio, resuelve los conflictos psicol√≥gicos y crea el terreno apto para lograr un buen equilibrio. La √ļnica excepci√≥n es la lluvia torrencial y destructiva, s√≠mbolo de un equilibrio ps√≠quico minado.
Para Freud simboliza la conclusión del acto sexual, con espe­cial referencia a la fecundación. También Jung habla de fecunda­ción, pero sólo en el plano espiritual.
La interpretaci√≥n popular est√° muy pendiente del tipo de lluvia on√≠rica: acompa√Īada de un sol intermitente promete la satisfac¬≠ci√≥n de los propios deseos, igual que si una lluvia templada cae sobre campos floridos. Fr√≠a e invernal, anuncia un retraso en la realizaci√≥n de los proyectos. Supone disgustos a la vista si se trata de precipitaciones abundantes.
Una lluvia torrencial que inutiliza el camino es s√≠mbolo de obs¬≠t√°culos insuperables, y la in√ļtil b√ļsqueda de un cobijo anuncia da√Īos. Cuando llueve sobre una tumba se puede esperar un amor duradero que ir√° m√°s all√° de la muerte.
Veamos la opini√≥n de los int√©rpretes de la Antig√ľedad. La llu¬≠via es el s√≠mbolo de la gracia y la misericordia divinas para los √°rabes. Al contrario, los egipcios ven en ella un mal presagio, adem√°s de un delito. Para los int√©rpretes indios so√Īar con lluvia se considera un buen augurio. Significa que cada deseo puede ser atendido. En cambio, al so√Īador que ve lluvia turbia le espe¬≠ra una desilusi√≥n. La ca√≠da de granizo sobre una poblaci√≥n anun¬≠cia una invasi√≥n o, incluso, una guerra.
Para el int√©rprete griego Artemidoro, la lluvia ligera es muy favorable s√≥lo para los agricultores; a los dem√°s s√≥lo les promete beneficios limitados. Lluvias torrenciales son portadoras de p√©r¬≠didas y peligros, a excepci√≥n del so√Īador pobre, al que le anun¬≠cian el fin de sus problemas.