Qu√© significa so√Īar con la Luna

La luna, arg√©ntea presencia nocturna, es el reflejo del incons¬≠ciente; es el alma, la vida sentimental, lo instintivo, el capricho, la inestabilidad, la pasividad, la feminidad, el √ļtero materno y la madre.
La luna suele aparecer en los sue√Īos de la primera mitad de la vida de la mujer, especialmente cuando esta carece de una au¬≠t√©ntica feminidad, o tambi√©n cuando en su psique hay excesiva aspereza, demasiado raciocinio; en ese caso so√Īar√° con la luna para compensar. Para el hombre, en cambio, esta presencia on√≠¬≠rica es m√°s frecuente en la segunda parte de su vida.
Freud ve en este símbolo un deseo de maternidad, precisa­mente por la influencia de la luna en el ciclo menstrual femenino.
Para Jung el hombre de una cierta edad siente necesidad de su feminidad interior y para él la luna es el símbolo.
Vinculada a todo lo que es crepuscular, nocturno y m√°gico, la luna se considera ben√©fica seg√ļn la interpretaci√≥n popular.
Cuan¬≠to m√°s clara y luminosa aparece en el firmamento on√≠rico, mejor ser√° el destino reservado al so√Īador: amor, matrimonio y nego¬≠cios. En cambio, oscura y velada es reveladora de desgracias; negra, anuncia una situaci√≥n de luto, y roja, un peligro. Quien sue√Īa con una luna con aureola debe temer disgustos y afliccio¬≠nes; si cae, es presagio de enfermedad.
La tradici√≥n de los int√©rpretes de los sue√Īos de la Antig√ľedad identifica la luna con la madre, pero trat√°ndose de un astro ca¬≠rente de vida aparece tambi√©n asociado a la idea de la muerte. La versi√≥n √°rabe dice que verla en la propia casa anuncia un feliz matrimonio; tener la luna en la mano o en el regazo simboliza el pr√≥ximo nacimiento de un hijo.
Artemidoro ve representada en ella a la madre, a la hermana, a la hija o a la mujer del so√Īador. Es s√≠mbolo de feminidad, pero tambi√©n de viajes y de riquezas. La luna creciente indica que se obtendr√°n beneficios de una figura femenina, una luna cubierta es, en cambio, de mal augurio para los navegantes y las personas enfermas. Una luna menguante invita a prestar atenci√≥n: ¬°hay alguien que tiene malas intenciones!