Qu√© significa so√Īar con un √Ārbol

El √°rbol, en general, se desprende cada a√Īo de sus hojas y de sus frutos y parece morir; despu√©s renace y se llena nuevamente de yemas, hojas y frutos. Se regenera, en suma, much√≠simas veces, y por esta peculiaridad se convierte en el s√≠mbolo de la vida que se regenera continuamente. No es casualidad que en muchas mitolog√≠as el √°rbol revista un car√°cter sagrado y algunas divinidades fueran adoradas en forma de √°rbol. S√≠mbolo de la fuerza vital, cargado de flores y frutos, tiene un significado favorable, y todav√≠a m√°s si a sus pies aflora una fuente.
Por sus caracter√≠sticas tambi√©n se interpreta como un s√≠mbolo bisexual: erecto y proyectado hacia el cielo representa la masculinidad, la potencia generadora viril, el padre; cubierto de ramas y de frutos se convierte en el s√≠mbolo femenino, de fecundaci√≥n, representante tambi√©n del √ļtero materno, de la madre. Ser√°n las circunstancias del sue√Īo las que sugieran la interpretaci√≥n m√°s adecuada. Cortar una rama puede significar arrancar de la madre aquella parte infantil de uno mismo que todav√≠a est√° enganchada a ella y que no permite tener independencia y autonom√≠a: sue√Īo de crecimiento, en definitiva.
En el lenguaje de Freud, el árbol viene interpretado como un símbolo masculino y femenino.
Jung pone, en cambio, el acento en el aspecto femenino: siendo hueco representa el √ļtero materno.
Tambi√©n para la interpretaci√≥n popular este s√≠mbolo es sin√≥nimo de fuerza vital. Si est√° cargado de flores y frutos es se√Īal de salud y abundancia; si, en cambio, pierde la corteza y tiene ramas rotas anuncia desgracias. Un √°rbol roto anuncia un accidente. Ser√° feliz quien sue√Īe con un √°rbol rodeado de agua que discurre; buen augurio es tambi√©n verlo reverdecer y florecer. En la interpretaci√≥n popular hay un significado diferente para cada tipo de √°rbol: la encina significa riqueza; el laurel, victoria; el olivo, paz; el pino, pereza, y el cipr√©s, disgusto.
Los int√©rpretes de sue√Īos dec√≠an que un √°rbol delante de la propia casa era anuncio de la visita de alg√ļn hombre importante; si el √°rbol estaba lleno de frutos se recibir√≠a la visita de un pariente. Pintar un √°rbol y verlo crecer esplendoroso es presagio de una buena carrera; cortarlo significa victoria sobre los enemigos. Si est√° roto es se√Īal de enfermedad, pero una incisi√≥n en el tronco anuncia una desgracia. Un √°rbol privado de frutos tiene, finalmente, un significado menos favorable que otro que los tenga en abundancia.