Qué significa soñar con un Dragón

El dragón simboliza las tendencias primitivas, oscuras y peligrosas del inconsciente que pueden desencadenarse y destruir la personalidad. Pero también es un símbolo positivo porque alude a una transformación psíquica. La lucha con el dragón es la conquista de la energía inconsciente, lo cual conduce a un mayor dominio de la propia vida. Guardián de un tesoro que ha sido ocultado en el inconsciente, el dragón, si es vencido, hace emerger, en el plano de la conciencia, salud física y psíquica y la sabiduría: el alma que ya no está prisionera se expresa con toda su intensidad. La lucha contra el dragón es también el símbolo de la voluntad de convertirse en adulto: nos batimos contra una presencia tiránica que a menudo es la madre.
Si el monstruo onírico es benévolo, es señal de un buen equilibrio psíquico; si, en cambio, es mudo o se aleja significa que se sufren inhibiciones y que las propias incapacidades traerán derrotas. El dragón simboliza también los miedos derivados de la transgresión de algún tabú.
Freud nos dice que el dragón es la madre castradora que debe ser vencida para convertirse en adulta y para disfrutar plenamente de la propia sexualidad. Para Jung representa tanto a la madre como a la libido.
La interpretación popular quiere que los ojos del dragón sean las piedras preciosas y que su cabeza esté llena. Ver en sueños tanto sus ojos como su cabeza es anuncio del descubrimiento de un importante secreto. Ser engullido por un dragón es presagio de enfermedad, pero si se consigue escapar de sus fauces se dispondrá de una experiencia muy beneficiosa.
Los intérpretes de la Antigüedad han atribuido al dragón el papel de guardián de los tesoros: por tanto, es positivo soñar que se mata a un dragón posesivo y llevarse el tesoro.
Si el soñador que lo mata está encumbrado, significará que requerirá enfrentarse a personas más fuertes que él. Si es un pobre tendrá la posibilidad de ascender en la escala social. Un dragón que vuela es un buen augurio, pero el sueño aún será todavía más beneficioso si el animal se muestra afectuoso. De un dragón que habla se pueden esperar grandes ganancias.

Artículos relacionados