Qu√© significa so√Īar con un Hombre

El hombre representa en los sue√Īos de las mujeres todas las ten¬≠dencias y aspectos que en ella no est√°n muy desarrollados: son, en general, cualidades de tipo masculino, como la racionalidad y el sentido de la realidad. Estas dotes, presentes con fuerza en el in¬≠consciente de la mujer, pulsan para ser vividas.
Su salida a la luz puede producirse expresamente, por ejemplo, mediante un matri¬≠monio on√≠rico entre la so√Īadora y el hombre que aparece en el sue√Īo, quienquiera que sea. La caracter√≠stica m√°s relevante de este personaje ser√° la de revelar de qu√© cualidad se trata. Si se sue√Īa que no se consigue tener un encuentro o una relaci√≥n con este hombre del sue√Īo significa que se est√° haciendo un esfuerzo para que emerja aquel determinado aspecto de s√≠ mismo.
Si el hombre es conocido, el sue√Īo puede revelar tambi√©n la situaci√≥n real de la relaci√≥n con √©l, desvelando c√≥mo se vive la situaci√≥n, qu√© se desea de √©l y quiz√°s, aunque m√°s raramente, qu√© suceder√°. Freud identifica en este s√≠mbolo una imagen de s√≠ mismo, pero identifica al hombre desconocido con la muerte.
Jung ve favorablemente la aparici√≥n de la figura masculina en el sue√Īo: la identifica con la parte espiritual.
La interpretaci√≥n popular considera positiva la presencia de un hombre joven y guapo en el sue√Īo de una mujer, pues le anuncia felicidad y salud; a un hombre, en cambio, s√≥lo le pro¬≠mete contrariedad. Una figura masculina madura es tranquiliza¬≠dora para ambos sexos y anunciadora de un acontecimiento po¬≠sitivo, excepto cuando el hombre so√Īado es un abogado; en ese caso anuncia problemas. Si el protagonista del sue√Īo es alguien que ha pasado a mejor vida se trata de un presagio favorable.
Seg√ļn los int√©rpretes de la Antig√ľedad, un joven desconocido que aparece en el sue√Īo simboliza a un enemigo y anuncia acontecimientos tristes. Si se combate con √©l se trata de una enfermedad; en cambio, un anciano representa ayuda, amistad, acontecimientos positivos y alegr√≠a. Seg√ļn los √°rabes, el hombre del sue√Īo simboliza al mismo so√Īador. Artemidoro ve represen¬≠tadas en √©l las vivencias personales. Adem√°s dice que plasmar en sue√Īos figuras humanas masculinas anuncia el nacimiento de hijos a las personas pobres, y a los siervos les promete buenas ganancias; a los ricos y afortunados les asegura, en cambio, una carga importante.