Qu√© significa so√Īar con un Jard√≠n

Simboliza un estado ps√≠quico de bienestar, un lugar de creci¬≠miento de la propia interioridad; es tambi√©n representativo de la sexualidad femenina. La puerta a trav√©s de la que se accede al jard√≠n demuestra la generosidad del so√Īador si es grande y est√° abierta; su prudencia y su desconfianza si es peque√Īa; su egocentrismo y su tendencia a los secretos si est√° sin adornar. La medicina aconseja prestar atenci√≥n a los sue√Īos de jardines olvidados: no se abandone hasta el punto de poner en peligro su propia salud.
Este s√≠mbolo representa, seg√ļn Freud, el sexo femenino y apa¬≠rece especialmente en los sue√Īos de quien tiene problemas de continencia o de impotencia.
Para Jung es la imagen arquet√≠pica del alma, y el estado del jard√≠n, es decir, su riqueza o su pobreza, ofrece una idea del es¬≠tado ps√≠quico del so√Īador. Si se extiende sin l√≠mite, revela extroversi√≥n, e introversi√≥n si se trata de un jard√≠n rodeado de un muro o tiene un patio interior.
En la interpretaci√≥n popular, el jard√≠n da una imagen de la propia existencia, revela aquello que el so√Īador posee o aquello que le falta. Rebosante de flores y de frutos, el jard√≠n es sin√≥nimo de felicidad; bien trabajado es promesa de alegr√≠a; iluminado por los rayos de sol despu√©s de la lluvia es anuncio de una mejor√≠a.
Al contrario, si el jard√≠n on√≠rico est√° seco y √°rido predice triste¬≠za o enfermedad; las hierbas en el jard√≠n revelan una √°rida vida interior, la nieve que lo cubre traduce fr√≠as relaciones sentimen¬≠tales y el fuego que lo quema revela una pasi√≥n devoradora. La realizaci√≥n de todos los deseos es la promesa del sue√Īo en el que aparece un jard√≠n que tiene en el centro un surtidor de agua, un rosal o un √°rbol lozano.
Entre los int√©rpretes de la Antig√ľedad, el jard√≠n simboliza tan¬≠to a la mujer como al para√≠so. Este √ļltimo viene representado por grandes jardines desconocidos. So√Īar que se entra en ellos es de buen augurio para la otra vida.
El simbolismo del jard√≠n es, en general, favorable, si bien, a la hora de interpretar el sue√Īo, es necesario tener en cuenta su aspecto y lo que crece en √©l: flores, frutos o hierbas.
Se conseguir√° un buen matrimonio si en el sue√Īo se riega el propio jard√≠n, pero habr√° problemas si quien lo riega es otra per¬≠sona. Abundantes frutos anuncian la llegada de hijos; comerse los frutos del jard√≠n presagia un matrimonio feliz, adem√°s de otros beneficios. Atenci√≥n al mal estado de la puerta del jard√≠n: anun¬≠cia un rechazo. Pasear por el jard√≠n es anuncio, finalmente, de una vida feliz y alegre.