QuƩ significa soƱar con un NiƱo

El niƱo es el sĆ­mbolo de la espontaneidad y de la inocencia. El niƱo del sueƱo hace referencia a un aspecto interior del soƱador, concretamente al niƱo que hay en Ć©l y que quiere integrarse en su personalidad consciente. Si tiene un aspecto heroico o divino anuncia una maduraciĆ³n. Si estĆ” triste o abandonado significa que hay alguna cosa que turba o amenaza su vida psĆ­quica, pero la situaciĆ³n es mĆ”s grave si el niƱo aparece muerto en el sueƱo.
SoƱar con un niƱo puede manifestar tambiĆ©n el deseo de regreĀ­sar a una edad sin preocupaciones porque el soƱador se siente incapaz de afrontar las dificultades que le acechan en ese moĀ­mento. Para una mujer, este tipo de sueƱos expresa, segĆŗn los casos, el deseo maternal, el miedo ante la maternidad, la volunĀ­tad de formar una familia. Freud ve en este sĆ­mbolo la represenĀ­taciĆ³n del Ć³rgano genital masculino.
Para Jung el niƱo onĆ­rico es el sĆ­mbolo de la parte infantil que hemos sepultado en el inconsĀ­ciente y de la que nos estamos alejando continuamente para deĀ­sarrollar una personalidad mĆ”s conforme con las expectativas familiares y sociales. Esa parte se hace sentir a travĆ©s de los sueĀ­Ć±os para ser recuperada en el yo consciente, y puede ser tambiĆ©n un elemento liberador de algunos contenidos interiores y representar la desapariciĆ³n de una situaciĆ³n conflictiva.
La interpretaciĆ³n popular remite este sĆ­mbolo a un deseo de maternidad o paternidad. Un niƱo hermoso y saludable es tambiĆ©n indicio de felicidad, mientras que si estĆ” enfermo o herido hace presagiar dolor o sufrimiento. Es positivo ver a un niƱo enĀ­tre los brazos, sentado en nuestra falda o llevarlo de la mano, o verlo todo junto en el mismo sueƱo. Reconocerse en el niƱo del sueƱo es seƱal de que se mantiene un comportamiento infantil, por eso es presagio de fracaso.
Los pequeƱos varones son, para los intĆ©rpretes antiguos, un buen augurio; las niƱas, en cambio, son portadoras de peligros. Artemidoro explica esta interpretaciĆ³n por el hecho de que a las mujeres hay [habĆ­a] que darles una dote, por eso anuncian granĀ­des gastos. SoƱar con los niƱos de los demĆ”s es favorable sĆ³lo si estĆ”n sanos; en cambio, si el niƱo estĆ” dĆ©bil anuncia una enferĀ­medad. Un niƱo en brazos representa un posible peligro, mienĀ­tras que soƱar que se estĆ” jugando con un niƱo es anuncio de felicidad.