Qu√© significa so√Īar con un Perro

El perro es el animal que, ps√≠quicamente, se acerca m√°s al hom¬≠bre; es el animal-hermano. Es el s√≠mbolo del lado instintivo, de la animalidad conciliada. Cuando en sue√Īos se va acompa√Īado por un perro significa que tenemos una buena relaci√≥n con las fuer¬≠zas del inconsciente; si el perro se nos rebela, quiere decir que algunos lados de nuestro propio inconsciente, desconocidos o en¬≠cadenados, se est√°n rebelando para ser reconocidos y liberados.
Lo mismo vale para el perro que viene hacia nosotros, supli¬≠cante, poniendo su nariz entre nuestras rodillas: es se√Īal de que nos estamos alejando demasiado de nuestros instintos. El tama√Īo y el color del animal son tambi√©n significativos. Otro tanto se deduce del tipo de perro que se presenta en el sue√Īo: un cacho¬≠rro movido y juguet√≥n, un can tranquilo o una pobre bestia aban¬≠donada. El perro es, si as√≠ lo queremos formular, un term√≥metro de la relaci√≥n con el inconsciente.
Freud nos dice que es el símbolo de la sexualidad desencade­nada y, en general, de todas las pasiones que se esconden en el animal que alberga nuestro inconsciente.
Para Jung, el perro es unas veces el guardi√°n, otras la madre y, cuando es negro, el diablo tentador.
En la interpretaci√≥n popular hay toda una miscel√°nea de inter¬≠pretaciones positivas y negativas. El perro blanco es el s√≠mbolo de una nueva amistad; el negro, de la traici√≥n de un amigo. El perro guardi√°n representa la seguridad y el de caza un trabajo bien remunerado; delgado y maltrecho nos dice que un pariente tiene necesidad de recibir nuestra ayuda; enrabietado anuncia una desgracia, que ser√° alejada si se mata al perro antes de que se acabe el sue√Īo. Llevarlo pis√°ndonos los talones es se√Īal de futuros litigios con personas a las que tenemos por amigas; ser mordido por el perro anuncia una traici√≥n.
Si en el sue√Īo aparece una perra, conviene preguntarse por el odio de una mujer. Perros que se pelean anuncian litigios, pero un perro de mirada triste que nos tira de la ropa nos dice que nos espera una bonita amistad que no debemos dejar escapar.
Este querido y fiel amigo del hombre ten√≠a, para los int√©rpretes de la Antig√ľedad, un significado nefasto. En cualquier situaci√≥n que se presente, su significado es siempre negativo. A menudo anuncia enfermedades, pero un perro que ladra y muerde es, adem√°s, presagio de adversidad; en especial, si ladra entre las piernas anuncia litigios con personas poco honestas. Cuando nos rasga la ropa es se√Īal de que tendremos problemas.
Un perro blanco simboliza los ataques frontales; el negro, la trai¬≠ci√≥n. Atenci√≥n al perro que manifiesta su amistad moviendo la cola: indica que hay estafas a la vista organizadas por gorrones y muje¬≠res de mala vida. La √ļnica excepci√≥n entre tanto pesimismo es so¬≠√Īar con un perro de lujo que anuncia distracciones placenteras.