Qu√© significa so√Īar con una Hormiga

La hormiga simboliza a una persona activa, laboriosa y previsora. Pero también puede representar a un ser avaro y egoísta domina­do por el ansia de acumular bienes, o a una persona pesada. Es también una muestra de la insignificancia de la dimensión hu­mana en relación con el universo.
Las hormigas son el símbolo de los hermanos y las hermanas. Significan el instinto nutricional y la fecundidad.
Si son muy numerosas, indican preocupaciones de carácter práctico que se nos vienen encima y que debemos aprender a organizamos mejor; liberarse de ellas simboliza el deseo de eva­dirse de las preocupaciones causadas por una descendencia en­trometida.
Las hormigas oníricas pueden preludiar una erupción cutánea por todo el cuerpo; el prurito que esta provoca permite pensar en una procesión de hormigas que avanzan sobre la piel. Lo mismo puede decirse de una circulación dificultosa que produce, de he­cho, una sensación de hormigueo.
La interpretaci√≥n popular dice que cuando el sue√Īo est√° pobla¬≠do de hormigas es un presagio favorable, tanto para la salud como para el trabajo. La familia aumentar√° si son invadidos los muebles de la casa. Si las hormigas devoran un cad√°ver y dejan s√≥lo el esqueleto, es un reproche al so√Īador: est√° trabajando poco y por eso se ver√° despojado de sus bienes; si las hormigas se pasean por su cuerpo ser√° se√Īal de grave enfermedad o de un accidente que desencadenar√° una enfermedad.
La valoraci√≥n de los int√©rpretes de la Antig√ľedad se contrapone a la popular: a las hormigas se las considera portadoras de desgra¬≠cias. So√Īar con hormigas que salen de la propia casa es se√Īal de una futura enfermedad o de la pobreza de las personas que viven con el so√Īador, a las que simbolizan. Si entran en la casa son se√Īal de enfermedad para el mismo so√Īador, igual que si salen de su cuerpo. Ver a estos animales aconseja protegerse de los enemigos. La visi√≥n es beneficiosa, en cambio, para los cultivadores.