Escorpio con Saturno en Capricornio

Estas dos posiciones de Saturno y Sol imprimen un excelente impulso para la evolución personal; impulso no exento de sacrificios y renuncias parciales.

El despiadado realismo de estas personas no permite indulgencias injustificadas, ni hacia sí mismos ni hacia el prójimo.

Rigor y responsabilidad hacen de ellos jefes comprometidos con la causa y respetuosos con el sentido del deber.

Hablamos de jefes porque a menudo, en las actividades que desarrollan, alcanzan indiscutibles posiciones de poder.

Son ambiciosos y, sobre todo, toleran muy mal cualquier intromisión ajena en su ámbito de acción.

Es difícil que la vida los encuentre desprevenidos para afrontar las pruebas existenciales: ellos están a la altura, preparados para lo peor y sobre todo fortalecidos para salir del trance sin perderse nunca.

Pueden parecer c√≠nicos… pero quiz√° s√≥lo est√©n desilusionados por completo.

Signo Escorpio