Escorpio y Leo

En esta pareja hay una lucha que agita los ánimos, aunque estén enamorados, y que no tarda en hacerse visible: es la lucha por la supremacía.

Ninguno de los dos acepta de buen grado el papel de segundo, ni siquiera por un corto espacio de tiempo, y esto crea inevitablemente hastío e incomprensión.

El Leo olvida incluso lo que no debería; el Escorpio recuerda todo, con una memoria obsesiva. Si otros valores en sus temas les ayudan a ser más elásticos y anárquicos, todo irá mucho mejor.

Se crearán espacios distintos e individuales en los que encauzar y gestionar la sed de poder; esto también por lo que se refiere a la vida familiar y a los hijos.

Si se respetan los pactos sin interferencias, podr√°n disfrutar mutuamente de las virtudes de cada uno: el tipo Escorpio se ver√° obligado a ser m√°s abierto y optimista, menos sarc√°stico y capaz de dejar escapar al final con despreocupaci√≥n alg√ļn detalle. El Leo ganar√° en capacidad de autocr√≠tica e introspecci√≥n.

Signo Escorpio