Algo sobre el primer azote

De Geminis es Irlanda, dividida en dos y que, por su combinación astral con el signo de Tauro como subregente, remarca con el empecinamiento taurino los desacuerdos internos que tanto han servido para que Inglaterra la mantenga postrada.

Sin duda se debe a esta falta de flexibilidad que de poco le haya servido la intercesión de Mercurio, al que por tradición indoeuropea sus iniciados llaman Mac Oc, u Oengus.

Por lo que a los gemelos inmortales respecta, los celtas reverenciaban a Castor y a P√≥lux como hijos del Oc√©ano, lo cual demuestra su alto nivel inici√°tico junto con el de la vinculaci√≥n de los gemelos con los caballos ‚ÄĒparticularmente los que montaban eran blancos, s√≠mbolo de la m√°xima sabidur√≠a.

Lo mismo hicieron los germanos, que les profesaban una particular devoci√≥n ‚ÄĒBerl√≠n habr√≠a de ser una de las ciudades gobernadas por la pareja inmortal, a trav√©s del signo de Virgo- y los llamaron Alcis, a la manera de los griegos que los se√Īalaban en pareja como Di√≥scuros.

Y en Australia, continente regido por Geminis, los dos jóvenes inmortales fueron conocidos como Turri y Wangel.

La m√°s absoluta de las dualidades

Los griegos les llamaron tambi√©n Tind√°ridas, ya que Leda, su madre, era esposa de T√≠ndaro, rey de Esparta, y qued√≥ embarazada de Castor el mismo d√≠a en que J√ļpiter decidi√≥ poseerla, para lo cual adopt√≥ la figura de cisne.

El resultado fue que en el vientre de Leda se realizó así una doble fecundación que habría de tener un mismo fin: que Leda pusiera en el monte Taigeto dos huevos, del que habrían de nacer Castor con su hermana Clitemnestra (símbolo de lo femenino inseparable de estas personalidades, que así se manifiestan total y absolutamente duales) y Pólux con su hermana Elena.

Signo Géminis