El signo del sue√Īo hipn√≥tico

Inquieto sector de la primavera, abundante en vientos que llevan y traen, es el que se presenta cuando el Sol entra en el sector de cielo que los antiguos magos denominaron Géminis.

Las flores en significativo despliegue de color (Géminis es el nido del color), los frutos agrios, las plantas apenas florecidas parecen tomar conciencia de su existencia. De ahí nace el comportamiento egoísta, anhelante siempre de protagonismo, típico de los nativos de este signo.

El aire del signo de Géminis es un medio de comunicación: es ei viento voluble, por lo general ligero, pero de pronto arrollador, que en mayo y junio lleva perfumes de hierbas, olas de polen y hace saber a los insectos dónde están las flores. Semejante capacidad de contacto y comunicación con los demás es la esencia del carácter de los nativos de este signo.

El Mercurio de los G√©minis cumple la funci√≥n b√°sica de mensajero de los dioses. Representa astrol√≥gicamente el estadio de la conciencia que sobreviene a trav√©s de la percepci√≥n intelectual. Es el contacto entre el yo y el mundo exterior que se opera por la conciencia l√ļcida o por el ensue√Īo, mas no por medio de la intuici√≥n o del sentimiento.

T√©ngase presente siempre que G√©minis es el signo del sue√Īo hipn√≥tico, por el cual conduce a las almas hacia los cielos o el averno.

Signo Géminis