Géminis Caballo

El geminiano nacido en a√Īo gobernado por el Caballo mostrar√° vitalidad y capacidad de acci√≥n fuera de lo com√ļn. Su personalidad ser√° fascinante, alegre, incansable en general y comunicar√° a propios y extra√Īos su alegr√≠a de vivir aunque, por otra parte, lo haga de manera bastante alejada de normas, convencionalismos y gusto por la disciplina.
Si debiera establecerse la característica más evidente, más típica de la personalidad del Caballo, no sería un error el afirmar que es la necesidad de independencia; al unirla a la condición geminiana se transforma en necesidad de cambio, de aventura, de movimiento hacia lo deseado.
En efecto, para el geminiano del Caballo no hay nada m√°s importante que la propia libertad. Obligado a seguir reglas que no sean las previamente aprobadas por √©l (o ella) mismo, se sentir√° ahogado casi en seguida y las abandonar√° al galope. Entre todos los signos del zod√≠aco chino se se√Īala el Caballo, adem√°s, por la precocidad con la que deja a su familia de origen y empieza a trabajar.
Este geminiano es para muchos extra√Īo y mucho m√°s imprevisible que el promedio de los nativos de este signo solar. Y es que, al combinarse con el Caballo, cambia de humor con bastante m√°s frecuencia y rapidez. Su inteligencia siempre es aguda y brillante y sus palabras mantienen el poder de convicci√≥n caracter√≠sticos de G√©minis, pero por el influjo lunar del Caballo logra evaluar las situaciones y toma decisiones con gran rapidez, lo que le convierte en un habil√≠simo negociador, diplom√°tico o pol√≠tico.
El geminiano del a√Īo del Caballo no sabe ser perseverante, ya que esta carencia le viene impuesta por sus dos signos, pero resulta simp√°tico debido a que se muestra exc√©ntrico, complaciente y bullicioso. El Caballo sabe ser buen amigo.
Tambi√©n hay que se√Īalar otra influencia que viene determinada por la acci√≥n de ambos signos: se trata del hecho de que pretenda tener la atenci√≥n de cuantos se hallen donde √©l y no tolera que se le contradiga. Con frecuencia llega a mostrarse demasiado susceptible y testarudo. Sus c√≥leras, adem√°s, son a menudo muy aparatosas o espectaculares, aunque de escasa trascendencia. A menudo comprobar√° que tan f√°cilmente como se enciende se apaga, por obra de su irrefrenable inconstancia. As√≠, puede suceder que el Caballo se enamore en un instante y que luego se muestre indiferente con la misma rapidez y facilidad.
El gusto por la aventura y la inconstancia de la que a menudo da prueba, ponen al geminiano del Caballo en una condición particular con respecto a la vida afectiva ya que, si bien por una parte busca una pareja que le dé comprensión y afecto, por la otra le cansan las relaciones duraderas. Un hecho, fácilmente comprobable en los geminianos.

Signo Géminis