Géminis, golpe de aire superior

Lo que el soplo divino hizo fue impulsar al hom√≠nido dotando a su cerebro de una potencia discernidora superior, lo cual es confirmado por el hecho de que la expresi√≥n animado que se emplea en el G√©nesis 2.7 no se ci√Īe rigurosamente al significado de la palabra hebrea r√ľah, o nefes, que se traduce por aliento s√≥lo a partir del siglo V antes de Cristo pues antes siempre signific√≥ viento o golpe de aire emitido por un ser vivo o por una deidad poderosa, soplo transmisor, en cuyo caso no debe entenderse que se trata s√≥lo de una muestra de vida, sino de la comunicaci√≥n de algo que trasciende el concepto mismo de vida.

Nos referimos a la inteligencia o ingenio, que fue desde entonces y hasta la acción de Acuario el bien más preciado concedido a un ser vivo, hasta el punto de que se le asignó un pan en el círculo zodiacal.

El fluido prometeico, ese que en misteriosa química es fuego y agua simultáneamente y que hizo partícipes a los hombres de la sabiduría inmortal abriendo su mente al flujo y reflujo de la inspiración de las ideas creadoras y de las posibilidades sobrenaturales como la telepatía, caería del Cielo después. Mucho después.

Signo Géminis