Influencia de Marte sobre Géminis 3

Se√Īala al triunfador y da la espalda al nacido para perder

Tambi√©n es un hecho el que toda persona en cuya carta natal se encuentre Marte en escasez no podr√° distinguirse de ninguna manera en la lucha por la vida, ni llegar√° a disfrutar de bienes apreciables si esto dependiera √ļnicamente de su propia capacidad de lucha.
Esto, para empezar, implica que la naturaleza de Marte, apodado Gradivus, siendo guerrera no lo es en el sentido exclusivo del combate militar, de la pelea con armas, de la agresión física, de la actitud injuriosa, de la voluntad destructiva, sino que es también absolutamente indispensable para generar en el individuo la ambición positiva y el impulso realizador.

Din√°mica esencial de Marte: secar y quemar

Los antiguos romanos no lo adoraban por su naturaleza guerrera, sino por su car√°cter de protector de sembrados, cosechas y ganados, as√≠ como de art√≠fice o portador de la primavera que en marzo, abril y mayo sacud√≠a las entra√Īas de todo lo vivo, vegetal, animal o humano, e inyectaba un casi asfixiante furor que les hac√≠a lanzarse a reproducirse.
Claudio Tolomeo redujo a un estricto pero acertado com√ļn denominador la funci√≥n de Marte: secar y quemar, lo cual est√° en concordancia con su color rojo, que es tambi√©n el de la sangre y, por cierto, el color que m√°s excita, irrita, activa e incluso enferma a los seres humanos y a muchos animales, particularmente al toro, del que tanto se ocupa Venus, hermana y amante del terrible Marte. Algo profundamente misterioso se oculta detr√°s de estos simples datos; algo que merece ser tratado en un libro dedicado a los horrores que subyacen en la rueda zodiacal.
Marte representa la figura del amante que no aspira a pasar de la esfera puramente sensual, aunque Hornero matiza sabiamente esta afirmaci√≥n y describe a un dios guerrero que con frecuencia parece gustar m√°s del romance que del combate. Tambi√©n es cierto que Marte origin√≥ un enorme esc√°ndalo entre las deidades cuando el Sol le acus√≥ de haber pasado el d√≠a haciendo el amor con su hermana Venus, esposa de Vulcano, quien precisamente aprision√≥ en una red a los ad√ļlteros sorprendi√©ndolos en un momento de √©xtasis y exhibi√©ndolos as√≠, inmovilizados, desnudos y humillados, ante todo el Olimpo, que se llen√≥ de carcajadas y burlas.

Contin√ļa >>>