Influjo de J├║piter sobre G├ęminis

Júpipter es el planeta más grande del sistema solar. Se halla a 762 millones de kilómetros del Sol y tarda 12 años en dar una vuelta a su alrededor.
El dios J├║piter es el gran foco de la sabidur├şa y de la paternidad. Patrocina la expansi├│n y el orden. Es el patriarca universal y ├║nico se├▒or del signo de Sagitario y cogobernador del de Piscis. Patrocina las altas finanzas, representa a la burgues├şa y alienta el conocimiento especializado y las universidades. Asimismo, presta su dignidad al clero y aporta las pautas para la pol├ştica exterior de los pueblos seg├║n el favor que cada uno le merece.
Fue el Marduk de los caldeos, pueblo que sigui├│ la remota tradici├│n de venerarlo como constructor de las casas de los dem├ís dioses. No obstante, debe advertirse que los caldeos no le reconoc├şan un temperamento , jovial (t├ęrmino que precisamente deriva de J├║piter a trav├ęs de la vo latina jovis como el que imprime a sus protegidos sagitarianos, sino m├ís bien una condici├│n iracunda, violenta y hasta destructiva, debido sin duda a que todav├şa padec├şan confusiones entre sus observaciones y el legado de los sumerios, de modo que le atribu├şan rasgos de Marte. Tolomeo consider├│ invariablemente a J├║piter como potencia zodiacal ben├ęfica.
Lo alabaron tambi├ęn como iniciador del zod├şaco, aunque, ciertamente, el arquetipo del signo que preside, el centauro, surgi├│ mucho tiempo despu├ęs. El motivo no se debe a que los astr├│logos decidieran adoptar esta figura de monstruo h├şbrido, mitad hombre y mitad caballo, sino a que una misteriosa inspiraci├│n la se├▒al├│ a los iniciados y la hizo evidente entre cuanto en Cielo y Tierra es pertenencia sagitariana, todo lo cual se justifica asombrosamente conforme el investigador se adentra en el estudio de los s├şmbolos zodiacales, como podr├í comprobarse leyendo el volumen de esta serie dedicado a Sagitario.
Contra todo lo que suele creerse de la personalidad patriarcal, no es inconmovible, ni siquiera fiel a sus decisiones. En realidad, su ausencia es mutable y a veces se manifiesta excesivamente voluble, por lo que astrol├│gicamente se le clasifica como ┬źdoble┬╗. De hecho, se caracteriz├│ por buscar en el cambio el mejor de los recursos para materializar su voluntad, por lo que lo mismo se convert├şa en caudaloso r├şo que en majestuoso cisne o en portentosa lluvia de oro.
Y volviendo al tema de las emisiones de radio que hacen los planetas, fue en 1954 cuando se descubri├│ que J├║piter emit├şa ondas de radio en onda corta. Ondas, por cierto, muy peculiares, muy en concordancia con el papel patriarcal y con la disposici├│n contradictoria de este planeta, en inevitable oposici├│n con el car├ícter del Sol.
Es un planeta variable influido a la inversa por el Sol
En efecto, las emisiones jupiterianas han demostrado ser tan variables como corresponde al car├ícter atribuido desde hace milenios al planeta. Las variaciones mostraban intensidades relacionadas, en raz├│n inversa, con la actividad solar, de manera que cuando las emisiones jupiterianas son m├ís abundantes., el Sol se encuentra en calma. Por el contrario, si el Sol se halla atormentado J├║piter parece tranquilizarse y sus emisiones radiales se aten├║an. Los cient├şficos explican este fen├│meno diciendo que el poderoso viento solar impide entonces el paso a las ondas de J├║piter. Es posible. Pero lo que realmente cuenta es el efecto que tal fen├│meno registra.en la Tierra, particularmente en los humanos, y la forma en que los antiguos astr├│logos sumerios, medos, caldeos, griegos, romanos, ├írabes y europeos, entre tantos otros, lo registraban.
Aportaciones de J├║piter a G├ęminis
Orientaci├│n hacia el conocimiento selecto y elevado. Creatividad, erudici├│n, inventiva, academicismo, dotes para la docencia. Espiritualidad. Viajes sumamente provechosos.
Despojos de J├║piter en G├ęminis
Impertinencia, superficialidad. Inconstancia en la lucha. Instinto de apropiaci├│n. Descalabros legales o administrativos.

Signo G├ęminis