La extra√Īa duplicidad geminiana

Géminis es un signo doble, lo que da lugar a fenómenos curiosos, como el de que constantemente se hallen haciendo simultáneamente dos cosas distintas, como por ejemplo llamar por teléfono y limpiar su escritorio; amar y ajustar su presupuesto para permitirse un gasto imprevisto; ducharse y lavar su ropa.

Y así un infinito etcétera que podrán comprobar ellos mismos y quienes les vean, pues con gran frecuencia se les hallará ocupados en funciones dobles.

Su duplicidad es tan compleja como el símbolo del caduceo que representa su naturaleza astral con dos serpientes enfrentadas.

La personalidad de Géminis está dividida en dos partes, de las cuales una es contraria a la otra, a la vez que su complementaria en la unidad del todo.

De hecho, tambi√©n todos los fen√≥menos reales est√°n inmersos en un mundo de dualidad: el d√≠a y la noche, la derecha y la izquierda, lo exterior y lo interior, lo masculino y lo femenino…

Plutón, planeta de la creatividad, está en exaltación con Géminis, y ofrece, junto con Mercurio, la inteligencia aguda, rápida y perceptiva, el ingenio mordaz, malicioso y centelleante.

Signo Géminis