Relación entre Géminis y Aries

Combinación de personalidades bien aspectada. Aries infunde ánimo, ambición y confianza al geminiano, mientras éste inspira al ariano y magnifica su ingenio. Ambos son un tanto impulsivos y desean ver cuanto antes el efecto o la recompensa que buscan, por más que sus motivaciones sean algo distintas: mientras el geminiano obra por impaciencia y curiosidad, el Aries lo hace por comprobar el acierto y la potencia de su avance. De cualquier manera, el geminiano es más rápido que el ariano, pero menos directo, por lo que el ariano será un elemento que contribuirá de manera muy efectiva a evitar la proverbial dispersión geminiana.

Géminis y Aries como amigos

Encuentran gratificante la acci√≥n en com√ļn, tanto en el campo de lo social como en el de la diversi√≥n, lo que les hace sentir facultados para pretender logros mayores. El hecho principal es que el Aries no permitir√° que quede a medias lo que ambos emprendan, en tanto que G√©minis no le permitir√° dedicarse a saborear el triunfo demasiado largamente, pues ya le estar√° impulsando a una nueva empresa en cuanto se haya concluido la anterior.

Géminis y Aries como amantes

El fuego de Aries constituirá una sorpresa muy positiva para el Géminis. Y como corresponde a las potencias del primer signo de aire, sabrá avivarlo y dejarse consumir en él. Por lo que respecta a Aries, se encontrará con la pareja más moldeable y dependiente de la fuerza y la estabilidad que le ofrezcan en forma de amor y sexo.

Géminis y Aries como socios

La √ļnica limitaci√≥n previsible est√° en la incapacidad de ambos para atender al trabajo rutinario con la meticulosidad precisa. El m√°ximo potencial lo hallar√°n sin duda en la gran imaginaci√≥n y capacidad de adaptaci√≥n geminianos que, al ser propulsados por la arrolladura acometividad de Aries, se transformar√° r√°pidamente en realidad tangible y registrable en cuenta bancaria.

Géminis y Aries como matrimonio

Se trata de una unión muy esperanzadora a partir del momento en que Géminis se adapte a la manera de ser un tanto comodona del cónyuge Aries, del que sólo podrá esperarse una actuación cordial y de igual a igual cuando compruebe que se le trata como a un superior. Esto es remanente de la naturaleza infantil del ariano, en compensación de la cual aportará también su indiscutible don para acarrear buena fortuna a su hogar, así como capacidad para disfrutar la vida.

Signo Géminis