C贸mo saber d贸nde se encuentra una persona lejana

Vamos a dar unas reglas sencillas para saber, o, mejor dicho, para 芦ver禄 d贸nde est谩 y qu茅 hace en un momento determinado la persona que nos interesa, aunque se encuentre a mil millas del lugar de la consulta.
Es bueno especificar que se puede llegar a este estado de videncia mediante la bola de cristal s贸lo despu茅s de un largo y fatigoso camino. El sensitivo tiene que haber alcanzado ya un grado muy elevado en las capacidades adivinatorias, y tiene que estar muy preparado en este plano: por tanto, este tipo particular de contemplaci贸n no es, desde luego, para todo el mundo. Y, sin embargo, he aqu铆 las normas m谩s elementales para poder acceder a ellas.

Fase preparatoria

Se hace la penumbra en la habitaci贸n preparada para el ritual: de todos modos, detr谩s del sensitivo tendr谩 que estar siempre una vela encendida; coloq煤ese el globo cubierto por el Lamen en el centro de la mesita.
La adivinaci贸n tendr谩 que ser realizada por un 芦m茅dium禄, mejor si es una mujer, de cabellos y ojos oscuros.
La 芦m茅dium禄, despu茅s de poner las manos sobre la mesita durante algunos instantes, invocar谩 a los Esp铆ritus protectores para que le concedan el l煤cido pensamiento de la videncia y para acceder, adem谩s, al llamado 芦velo de Isis禄.
Al consultante se le har谩 sentar al lado opuesto de la m茅dium, quien le har谩 apoyar las manos sobre la mesita, abiertas y con las palmas vueltas hacia abajo.
En el incensario quemaremos, mientras tanto, s谩ndalo y mirra.
La m茅dium le pedir谩 al consultante que pronuncie en voz alta nombre, apellidos, lugar y fecha de nacimiento (naturalmente, si el consultante los conoce) de la persona que se quiere localizar y que se desea que aparezca en el globo en ese momento.

Fase central

Ahora vamos a pedir lo que queremos conocer sobre el pasado, el presente y, naturalmente, el futuro.
Mientras la m茅dium trata de divisar las im谩genes, el consultante no debe despegar nunca las manos de la mesa: su atenci贸n tendr谩 que ser m谩xima, concentr谩ndose todo lo posible en su interior, con los ojos cerrados.
La m茅dium tendr谩 su mano derecha en la parte inferior del globo: luego, con la mano izquierda, quitar谩 de golpe el Lamen de la esfera y, seg煤n su sensibilidad, interpretar谩 lo que aparece en ella.
Durante todo el tiempo en que la m茅dium est茅 ocupada descifrando las im谩genes, la mesita estar谩 animada por continuas vibraciones, que cesar谩n en cuanto acabe la sesi贸n y ya no queden im谩genes por descifrar.
Tanto la m茅dium como el consultante procurar谩n no despegar las manos con demasiada rapidez. Para despedirnos, como de costumbre, de los esp铆ritus que nos han proporcionado su ayuda, pronunciaremos la siguiente invocaci贸n:隆

隆Esp铆ritus de luz, y de sabidur铆a,
que hab茅is acudido
para protegemos y darnos la luz
que necesit谩bamos para ver!
Que reine ahora la paz y la armon铆a,
por m茅rito Vuestro, en nuestros corazones;
volved a Vuestro Se帽or y
Maestro, que gobierna los cielos y la tierra.
隆Am茅n!

Todo se ha de llevar a cabo con mucha lentitud, con cautela, con la m谩xima fe y concentraci贸n, como se debe hacer con todo lo que no se conoce a煤n en profundidad.

Fase final

Cuando la sesi贸n contemplativa se haya acabado, y la consultante se haya ido de nuestro despacho, hay que lavar la esfera cuidadosamente. Est谩 claro que esta operaci贸n se tiene que hacer cada vez que nos damos cuenta de que la esfera est谩 empa帽ada, llena de polvo, o algo as铆. Para limpiarla utilizaremos agua y jab贸n neutro; despu茅s, con delicadeza, pasaremos alrededor de la esfera un pa帽o empapado en vinagre de sidra; finalmente, para que quede brillante, utilizaremos un poco de harina seca, restreg谩ndola con un pa帽o suave. A nuestra bola de cristal tenemos que considerarla como un芦banco禄, en el que hemos de invertir nuestros pensamientos y los de los dem谩s.