La mujer Libra

Las mujeres nacidas en Libra son verdaderas bellezas, que además de un aspecto agradable suelen tener gran fascinación. Son atractivas, simpáticas, saben ser coquetas en su punto justo, tienen ojos expresivos y sonrisa cautivadora incluso cuando las características somáticas o genéticas no les hayan sido del todo favorables. Una luz interior se desprende de ellas, así como una gran feminidad. Físicamente pueden presentar algunos defectos físicos sin importancia: tienden a engordar, al aumento de peso, pero nunca pierden su atractivo. Generalmente son un poco vanidosas, su tiempo libre lo pasan de buena gana delante del espejo aplicándose un nuevo maquillaje para los ojos, un nuevo peinado y probándose los vestidos una y otra vez.

Quieren estar siempre elegantes, y en ocasiones se visten con una indumentaria excesivamente vistosa. Son so√Īadoras; el pr√≠ncipe azul les vendr√° a sacar de su mundo y se las llevar√° montando un caballo blanco con cola de plata. Pero saben tambi√©n ser excelentes compa√Īeras, si la vida les destina un hombre sencillo, con tal de que sea gentil y comprensivo. Perdonan f√°cilmente los errores cometidos ante un gesto afectuoso y les gusta que las mimen un poco. Flirtean hasta cuando tienen 90 a√Īos, son felices si encuentran a un hombre, que las sepa tratar como ¬ęmujeres del 1800¬Ľ, con todos los cuidados y buenos modales. Con un poco de inteligencia se las puede conquistar; es dif√≠cil que den una tajante negativa, y dejan siempre la puerta abierta a una nueva tentativa. Casi siempre prefieren mentir antes que decir verdades desagradables, son muy sociables y agradables para una vida de relaci√≥n, y les gusta brillar en sociedad, pero sin vanagloriarse. Por lo general llegan a coronar su sue√Īo de amor porque son muy decididas en lo que respecta a dar un aspecto sentimental en su vida.

A menudo tienen las lágrimas fáciles, aunque no siempre lloran espontáneamente, sino después de un cálculo bien preciso y diplomático. El guardarropa de la mujer Libra es una sinfonía de verdes pálidos, rosas, celestes, malvas. Las flores que prefiere son las primaverales, las acuáticas y las margaritas; las joyas que lleva más a gusto son vistosas, con zafiros, corales, jades y piedras duras engarzadas. Es muy maternal por temperamento, pero no se atormenta si de su matrimonio no nacen hijos, porque a fin de cuentas tratará a su esposo como si fuera un hijo grande a quien mimar. En muchas ocasiones realizan actividades fuera del ámbito de la familia y son buenas diplomáticas y secretarias.
La mujer Libra, como el hombre, ama las cosas bellas y en el amor su sentido est√©tico se encuentra muy desarrollado. Le horroriza la vulgaridad y siempre tiene necesidad de encontrarse rodeada de ternura y elegancia. Como el hombre, la mujer Libra tiene vocaci√≥n especial para el matrimonio. Ser√° una mujer modelo, bonita y atractiva, y, si se ve rodeada de ternura, ser√° fiel tanto en las situaciones buenas como en las malas. La voz de esta mujer es persuasiva y c√°lida, con un tono que dif√≠cilmente se altera, a menos que no se halle exasperada. La mujer Libra es so√Īadora hasta el punto de ser llamada rom√°ntica, sin por ello perder de vista la realidad de las cosas. El amor constituye el epicentro alrededor del cual se mueve, siendo este amor perfecto e incluso ut√≥pico, hasta tal punto lo idealiza.

Es una mujer que a primera vista enamora y asombra siempre lo f√°cil que es salir con ella sin sobrepasar ciertos l√≠mites, ya que es un tipo de mujer a la que le gusta verse siempre cortejada y rodeada de admiradores, porque tiene un miedo manifiesto a la soledad. Le gusta la compa√Ī√≠a, aunque esta generalmente permanece en una fase amistosa. Controla muy f√°cilmente su instinto y si se le pide algo m√°s que una simple amistad, sabe rechazarla con tanto garbo que dif√≠cilmente se le guarda rencor. Es una mujer que, al haber idealizado el amor desde muy joven, da poca importancia a la relaci√≥n sexual, ofreciendo su m√°ximo inter√©s hacia la vida sentimental. A veces puede parecer empalagosa, pero es la √ļnica mujer con la que se pueden apreciar las cosas bellas en su justo valor, y con la que la vida transcurre serenamente, sin complicaciones excesivas que inevitablemente trastornar√≠an el sistema emotivo de este tipo tan femenino.
La mujer Libra, para verse complementada, tiene necesidad de un hombre que sepa respetar su sensibilidad. Rechaza el estereotipo de hombre duro y violento, y se inclina por el carácter fuerte y sensible, de los Leo, Sagitario y Géminis. Con reservas, el Acuario.

Libra