Las directrices de la personalidad del B├║falo

A├▒os regidos por el b├║falo

Del 19 de febrero de 1901 al 7 de febrero de 1902.
Del 6 de febrero de 1913 al 25 de enero de 1914.
Del 25 de enero de 1925 al 12 de febrero de 1926.
Del 11 de febrero de 1937 al 30 de enero de 1938.
Del 29 de enero de 1949 al 16 de febrero de 1950.
Del 15 de febrero de 1961 al 4 de febrero de 1962.
Del 3 de febrero de 1973 al 22 de enero de 1974.
Del 20 de febrero de 1985 al 8 de febrero de 1986.
Del 8 de febrero de 1997 al 27 de enero de 1998.
Del 27 de enero del 2009 al 14 de febrero del 2010.

Las directrices de la personalidad del b├║falo

Las virtudes esenciales de los nacidos el a├▒o del B├║falo son el ├ínimo apacible, el estudio met├│dico de los detalles y la firmeza de esp├şritu, cualidades determinantes para cuantos deseen abrirse paso en la esfera de los negocios, pero opuestas a la esencia de Sagitario. Ciertamente, el B├║falo alcanza sus prop├│sitos sobre todo mediante el trabajo desarrollado con paciencia y capacidad, en tanto que Sagitario es impetuoso y obra siempre con tenacidad cuando se trata de alcanzar lo que ambiciona.
Para mayor oposici├│n, que se traducir├í en una mezcla suavizadora al combinarse con Sagitario, es de naturaleza conservadora y tradicionalista, aunque est├í en condiciones de escuchar a los otros con atenci├│n. Acent├║a en algo la tendencia sagitariana a no cambiar de ideas o puntos de vista, pudiendo llegar a la obstinaci├│n desmesurada y a la p├ęrdida de espl├ęndidas oportunidades de desarrollo que implican grandes cambios o innovaciones revolucionarias, lo que dar├í por resultado un sagitariano desconcertado y conflictivo.
La calma y la paciencia del B├║falo son excesivas para la esencia de Sagitario, lo que origina una persona dada a las explosiones de la c├│lera m├ís sorprendente, desenfrenada e injustificada. Cuando est├í muy irritado, el nativo influenciado por el B├║falo puede incluso llegar a ser peligroso. Entre los defectos suele destacar el autoritarismo m├ís descarnado, con lo que, de nuevo, se acent├║a una tendencia ya de por s├ş sagitariana, pudiendo este nativo atraerse voluntades tan negativas que lo descalifiquen para funciones tales como jefe de personal, o encargado de ventanilla de servicio p├║blico, o pol├ştico.
Algo que produce una especie de corto circuito con Sagitario y que se traduce en una personalidad desconcertante, impredecible, es el hecho de que el B├║falo desde├▒a los impulsos aventureros y los riesgos excesivos, prefiriendo no iniciar la marcha hasta encontrar un camino met├│dico, gradual y seguro. Tiene un gran sentido de la realidad y act├║a en la certidumbre de que manteni├ęndose fiel a sus principios puede alcanzar el ├ęxito. Desconfiado y a veces sombr├şo, intolerante con las debilidades ajenas y tambi├ęn un poco hura├▒o, encuentra dificultades cuando trata de entablar una amistad. En general se ve que el sagitariano influido por el B├║falo pierde extraversi├│n y queda en una personalidad de pocas palabras o, en todo caso, de no demasiadas, a menos que se halle entre amigos. Por otra parte, si es necesario tambi├ęn est├í en condiciones de manifestar buenas dotes oratorias. Sin embargo, finalmente, el B├║falo infunde amor a la soledad.
No es sentimental y, en general, sigue el camino de la raz├│n m├ís f├ícilmente que el del coraz├│n. Tampoco es susceptible al halago. En las relaciones de amor, al igual que el sagitariano, sabe mostrarse sensual y entregado, pero necesitar├í un buen per├şodo de adaptaci├│n porque eval├║a con atenci├│n la consistencia de la afinidad con su pareja antes de asumir un compromiso definitivo.
Otra coincidencia con el temperamento sagitariano es la disposici├│n autoritaria del B├║falo, que influir├í tambi├ęn en su elecci├│n matrimonial induci├ęndole a evitar una pareja demasiado independiente. Sin embargo, a diferencia del sagitariano, el B├║falo es fiel por naturaleza. Vuelven a coincidir en el hecho de que el B├║falo cuida mucho de que a los suyos no les falte nada, aun a costa de grandes sacrificios. Asimismo coinciden en que el B├║falo es un jefe nato, lo que potenciar├í esta cualidad sagitariana, y no dejar├í de dictar leyes y de cuidar de que sus disposiciones sean cumplidas por todos al pie de la letra.
Podemos citar a Walt Disney, Jane Fonda, Willy Brandt, Hideyo Noguchi, Toulouse-Lautrec, Benjam├şn Britten.