Relación entre Sagitario y Libra

A Sagitario le agradan particularmente las personalidades de Libra, con las que se entiende sin ningún esfuerzo y bastante placer, ya que uno y otro conciben la vida en relación con los demás; uno y otro los manipulan de manera más o menos consciente y con cierta elegancia. Uno y otro son excelentes conversadores y comparten la ciencia de saber escuchar y mostrar interés por lo que los demás dicen. Pero, lo que todavía agrada más al sagitariano, es la facilidad que tienen para entender sin llegar a ofenderse o a crear problemas. De hecho, a los Libra no les gustan las constantes aclaraciones en tono subido, a menos que se trate de personalidades situadas de plano en el lado oscuro de este signo. El signo de Libra pertenece a la triplicidad del aire, por lo que se desenvuelve en la dimensión intelectual y posee dotes para el manejo de las ideas y de las palabras. Sin embargo, dentro de la triplicidad del aire es el signo cardinal, lo que significa que son los más dados a la estabilidad ambiental, lo cual, ciertamente, agrada particularmente a Sagitario. Por otra parte, los nativos de Libra admiran la facilidad de los sagitarianos para reducir a un común denominador los problemas de apariencia más compleja, así como su ilimitada franqueza para hablar de todo y con todos llanamente y, sobre todo, su energía para materializar sus ideas. De manera particular, aunque inconsciente, los de Libra se sienten atraídos por los de Sagitario debido a que este signo de fuego es, dentro de esta triplicidad, el mutable, lo que lo vincula por el fuego a la dimensión de las ideas, a la vez que a través de la mente le impone una considerable necesidad de actividad física, con la dotación de energía que esto conlleva. Así pues, ambos se encuentran en la esfera del pensamiento, ambos son brillantes, ambos gustan de relacionarse con los demás, ambos tienden a disfrutar todos los placeres de la vida… ¿Hace falta decir más?

Sagitario y Libra como amigos

La amistad de estos dos signos está destinada a transcurrir sobre raíles, uno para cada signo, ya que sus intereses y preferencias parecen seguir direcciones paralelas. Les bastará con sentarse a charlar para encontrarse pasando un buen rato. Y si se deciden a emprender aventuras juntos, del tipo que estas sean, no cabe duda de que les darán material de conversación para toda la vida, e incluso para legar a sus respectivas familias. Y esto no es una exageración; casi todos conocemos el caso de dos amigos pertenecientes a estos signos, que son frecuentemente recordados por sus anécdotas, tal como ellos las refieren en su momento.

Sagitario y Libra como amantes

Esta pareja también tiene los mejores pronósticos y parece destinada a brillar en todos los órdenes, librándose incluso de los puntos oscuros que por lo menos suelen hallarse en el momento de la separación. El inicio de estas relaciones suele darse cuando Sagitario percibe halagado que Libra le ama sin mostrar por ello dependencia emocional alguna. Simplemente le ama, pero no le necesita en los aspectos más inquietantes que este término abarca y que Libra conserva a la perfección sin que ninguno de sus platos suba o baje más allá de lo aceptable; por ello no llenará sus horas de reproches, de ruegos desproporcionados o despliegues temperamentales, como haría un nativo de Géminis, por ejemplo.
En sus mejores aspectos, el equilibrio natural de los Libra les induce a considerar vulgar y detestable la discusión entre amantes, y basta que la voz se alce por encima de lo normal para que prefieran alejarse hasta que el compañero vuelva a ser dueño de sí mismo y reafirme su personalidad y, lo que es más importante, su deseo de dar amor. Obsérvese que decimos dar amor, porque los nativos de Libra, protegidos directos de Venus, no son precisamente ardientes, como tampoco lo es la diosa, sino receptores de amor, en el que se embriagan y se extasían. En otras palabras, sus deseos superan a sus necesidades y gustan más de ser amados que de amar, aunque en este aspecto no se halle tampoco ninguna de sus carencias.

Sagitario y Libra como socios

Si el centauro se decide a enumerar por escrito lo que esperaría de un socio «hecho expresamente para él», al final de esta lista encontraría que la suma le señala las virtudes del signo de Libra. Por supuesto, no incluimos aquí los peores defectos que se relacionan con este signo, tales como el de ser propensos a progresar a base de créditos, o a aparentar artificialmente la suprema bonanza mucho antes de haberla alcanzado, o el de permitirse algunas licencias muy relacionabas con la dolce vita. Pero estas son características que Sagitario puede contener sin dificultad, ya que será el director de todo.

Sagitario y Libra como matrimonio

Esta es una unión prometedora en todos los órdenes. Libra hará que la vida de Sagitario transcurra incluso mejor de lo que él mismo hubiera planeado. Y para esto no importa quién sea el hombre o la mujer, pues el orden no altera en lo más mínimo la positiva carga de esta combinación as-trológico-matrimonial que, no obstante, requerirá de Sagitario un poco de la virtud que menos tiene, la del tacto, y de Libra la que igualmente le fue menos dada, la de equilibrar su entusiasmo por realizar las ilusiones, poniendo estas en un plato y en el otro todo el peso de la realidad.