Tauro con Cáncer

La más espiritual de las uniones de Tauro es con Cáncer

Una visión compartida de la vida facilita el acercamiento entre ambos signos. Como el dinero es importante para los dos, juntos buscarán cómo incrementarlo.
La calma de Tauro, además, será como un bálsamo para los cambiantes estados de ánimo de Cáncer, quien siempre está dispuesto a enojarse.
La seguridad afectiva que proporciona el Toro servirá de disparador para la sexualidad canceriana, que se verá liberada de trabas y temores, alcanzando así su punto más alto. La cama se transformará para ambos en un excelente lugar de encuentro.
Como el entendimiento es bueno en diferentes polos, la chispa de la pasión puede encenderse en forma repentina al primer golpe de vista o surgir luego de un período de amistad que haya garantizado el conocimiento mutuo. En cualquier caso, siempre arribarán a una relación armónica.
El único peligro que los acecha es, precisamente, el del exceso de tranquilidad que neutralice o tape todos los conflictos. La vida de esta pareja del zodíaco necesita una cuota de sobresalto que actúe como el contrapeso adecuado de la paz de que disfrutan en común.