Tauro con Virgo

La pareja de Tauro con Virgo está destinada al matrimonio, porque sus integrantes son “tal para cual” y juntos pueden lograr todo lo que se proponen.

Pero para que esto ocurra, el Toro deberá tomar siempre la iniciativa y vencer las barreras de timidez que suele levantar Virgo.

Ambos signos se prodigan mutuamente lealtad, ternura y cuidados. Cada uno necesita del otro para sacar a relucir lo mejor de sí mismo.

La extrema cautela y la falta de impulsividad que los caracteriza desaparece en la cama, para dar paso a una relación ardiente y sin trabas que constituye un fuerte punto de unión entre ambos.

La pareja, basada en la confianza mutua, es de las más sólidas que puedan establecerse entre dos signos. Cuando Tauro y Virgo se encuentran, es casi seguro que permanecerán unidos para toda la vida.