Cómo conquistar a Virgo

Como las críticas y evaluaciones que padecerá serán muchas, quien pretenda permanecer al lado de Virgo deberá poner en evidencia una seguridad mayor que la de éste, única forma de que el ilimitado deseo virginiano de perfección no lo haga sentir menospreciado.

Deberá tolerar, además, la preocupación constante típica del signo acerca del porvenir de la relación. Aun en el altar, Virgo se preguntará con inquietud cuál es el destino que puede esperarle a esa unión y esta angustiada necesidad de garantías para la felicidad futura puede opacar la dicha del presente.

Para equipararse con Virgo, la cautela deberá ser otra de las virtudes de quien quiera compartir la vida con este signo. Nada de apurar las cosas. El alma virginiana busca un amante con el que pueda compartir cada uno de los días de su vida, por lo que habrá que tomarse el tiempo necesario para ofrecerle todas las garantías del caso. Quien busque una relación fugaz e intrascendente, es mejor que se aleje.

Como le cuesta dejarse llevar por sus deseos y dominar por sus sensaciones, necesita a alguien capaz de estimular sus demostraciones afectivas y físicas, de quitarle las trabas que le impiden expresar su verdadero voltaje amatorio. Pero la pasión de su amante debe mantener un equilibrio con su sabiduría. Si bien debe “apurar” á Virgo en algunos aspectos, debe saber reconocer cuándo necesita más tiempo para lograr expresarse.

Este signo perfeccionista y trabajador necesita alguien a su lado que permanentemente le señale que se está extralimitando en el trabajo, la exigencia y el sacrificio y que lo ayude a no quedar encerrado en las preocupaciones cotidianas.
El amante que reúna todas estas virtudes se hará acreedor del amor tierno, protector y deferente de Libra y el cariño y la pasión serán los sentimientos dominantes de su vida.

Signo Virgo