Virgo con Leo

Virgo con Leo es una unión signada por los altibajos y las discusiones que logrará sobrevivir si los dos signos que la integran están firmemente decididos a profundizar sus puntos de coincidencia, que aunque no son demasiados, pueden resultar suficientes para lograr una relación más o menos estable.

El orgullo del León sufrirá la afrenta permanente del sarcasmo de Virgo y el espíritu independiente de este signo encontrará en el autoritario y controlador Leo, un inadmisible cercenamiento de su libertad.

Los momentos felices, sin embargo, no faltarán, aunque alternarán con otros que no lo serán tanto.

El natural impulso de Virgo a prodigar cuidado y atención causará el regocijo del egocéntrico León y Virgo admirará su vigor y su potencia.

Estos deslumbramientos esporádicos producirán “islas de felicidad” dentro de la relación, pero a estos remansos les seguirán grandes tormentas. No alcanzarán la estabilidad sin deponer sus actitudes intransigentes.

Signo Virgo