El Mono y el amor

Además de ser, por lo general, personas físicamente atractivas, los nativos del signo Mono deslumbran con su inteligencia, su sensualidad, sus comentarios siempre agudos y hasta sus elocuentes silencios.
Quien haya despertado el amor de un Mono (o una Mona) puede darse por muy afortunado.
Siempre y cuando, claro est√°, que no sea Tigre, porque no va a aguantarle ni uno de sus eternos e infantiles caprichos.

Volver a signo Mono