QuƩ significa soƱar con Nubes

Nubes blancas que se mueven por el azul del cielo de nuestros sueƱos anuncian un futuro de color de rosa; nubes oscuras y de tormenta estƔn henchidas de amenazas para el maƱana: alguna cosa negativa se perfila en el horizonte.
Pero al igual que las nuĀ­bes pueden deshacerse y verse modificadas por la fuerza de los vientos, asĆ­ algunas intervenciones fortuitas pueden hacer deĀ­saparecer los oscuros presagios. Las nubes simbolizan el miedo, la incertidumbre y las dudas. El sol que sale entre ellas da un aire muy positivo al sueƱo.
Caminar por encima de las nubes traduce el deseo de situarse mƔs allƔ de las cosas concretas: si el sueƱo es recurrente invita a tener menos la cabeza en las nubes.
Para Freud, las nubes onĆ­ricas son una advertencia de la dismiĀ­nuciĆ³n de la sexualidad. Jung ve que la apariciĆ³n de este sĆ­mboĀ­lo viene a decir que el soƱador estĆ” un poco en las nubes.
La interpretaciĆ³n popular ve en las nubes claras y ligeras un aviso de algĆŗn pequeƱo contratiempo; si son grandes y grisĆ”ceas anuncian problemas en la salud y en los negocios; negras y proĀ­pias de tormenta anuncian grandes problemas y sinsabores vioĀ­lentos, aunque pasajeros.
En la tradiciĆ³n de los intĆ©rpretes de la AntigĆ¼edad, en especial en Artemidoro, las nubes son consideradas un buen signo cuanĀ­do son blancas porque revelan cosas ocultas y, si se elevan desde el suelo hacia el cielo, anuncian viajes y el retorno a casa de quien vive lejos.
Si son rojas amenazan con desocupaciĆ³n, grises con aflicciones, amarillas con malos negocios, negras con dolor. Nubes rĆ”pidas anuncian imprevistos; pequeƱas y rizadas, paz y felicidad.