Qu√© significa so√Īar con un Terremoto

Un sue√Īo animado por terremotos invita a la reflexi√≥n y a la toma de conciencia: es, de hecho, la expresi√≥n de un trastorno del yo lo que provoca el mismo abatimiento, el mismo sentido de impo¬≠tencia que un aut√©ntico se√≠smo.
La tierra que tiembla en el sue√Īo corresponde al mismo suelo ps√≠quico hecho de costumbres, creencias y certezas que impre¬≠vistamente es agitado, desestabilizado por una fuerza desconoci¬≠da. Aqu√≠ el yo est√° ante dos posibilidades que puede elegir: pro¬≠fundizar en la angustia creada por el desequilibrio o renacer a una nueva armon√≠a a trav√©s de un paciente trabajo de ordena¬≠ci√≥n. So√Īar con un terremoto puede representar tambi√©n el mie¬≠do a que un acontecimiento imprevisto pueda antes o despu√©s llegar como un rayo desde el cielo sereno a arruinar la propia existencia.
La interpretaci√≥n popular dice que un terremoto de baja inten¬≠sidad indica un cambio de situaci√≥n, pero movimientos tel√ļricos m√°s fuertes anuncian enfermedades, y un temblor muy violento hace presagiar una desgracia colectiva en la que se ver√° implica¬≠do el propio so√Īador. Si la tierra tiembla y se abre se perder√°n todos los bienes y se morir√° de dolor, pron√≥stico siempre desfavorable, que empeora poco a poco a medida que aumenta la in¬≠tensidad del se√≠smo.
Tambi√©n los an√°lisis de los int√©rpretes de la Antig√ľedad ven en este s√≠mbolo un mal presagio: un temblor s√≠smico significa, de hecho, que una enfermedad afectar√° al so√Īador.
El terremoto on√≠rico, m√°s o menos grave seg√ļn la intensidad con la que se produzca, anuncia siempre un cambio en la exis¬≠tencia; si se ve en sue√Īos que la propia casa tiembla y se agrie¬≠tan los muros, significa que pronto deber√° abandonarla en la realidad. Un temblor grave corresponde a una p√©rdida de las pro¬≠piedades personales; si se abre un precipicio pronto reinar√°n la confusi√≥n y las dudas. Si las monta√Īas tiemblan se prepara, ade¬≠m√°s, una cat√°strofe mundial.
Un sue√Īo de terremotos puede ser tambi√©n de buen augurio, pero s√≥lo en dos circunstancias: que el so√Īador sea un deudor o que tenga previsto emprender un viaje.