SueƱos con camisas

Las camisas de volados, ya sean de hombre o de mujer, simbolizan un deseo siempre insatisfecho de ascenso espiritual. EstƔn vinculadas a un trauma no resuelto, producto tal vez de un desengaƱo en el terreno de lo religioso, y a unas ganas tremendas de salir del pozo mediante soluciones alternativas que se relacionan con la vida artƭstica. Por su parte, las camisas cerradas y abotonadas en el cuello denotan cierta asfixia relacionada con el ambiente profesional en el cual se desarrolla el soƱador.
Este es un mensaje del inconsciente que suelen tener aquellos chicos en edad escolar que se encuentran atravesando un perĆ­odo de sobrexigencias no recompensadas.
Las mujeres que se sueƱan con la camisa abierta deberĆ”n replantear sus relaciones de pareja, ya que ello simboliza un deseo inconsciente de cambio vinculado a incompatibilidades de personalidad. Por otro lado, las mujeres que sueƱan al marido con la camisa rota y desabrochada son aquellas que, durante la vigilia, culpan a su esposo de todas las penurias econĆ³micas por las que estĆ”n atravesando. Este sueƱo es frecuente entre las amas de casa, no asĆ­ entre las mujeres que comparten con sus maridos la obligaciĆ³n de llevar dinero a su casa.
Las camisas a lunares. por su lado, indican una personalidad que tiende a dispersarse y que encuentra en el caos el campo propicio para desplegar sus potencialidades creadoras. La camisa blanca es signo inequĆ­voco de una personalidad sin altibajos.
Los que se sueƱan de esa forma se consideran sujetos equilibrados, aunque para los demƔs no lo sean tanto. Una sola mancha en la camisa del sueƱo puede sumirlo en la mƔs profunda de la angustias, aunque a los efectos posteriores se trata de un buen augurio.

Volver a El simbolismo de la vestimenta