Sue├▒os con faldas o polleras

Las hay modernas y antiguas, cortas y largas, negras o vibrantes de color. Todas ellas tienen algo que decirnos. Por ejemplo, si una mujer sueña que se encuentra ataviada con una pollera larga, de color negro u oscuro, tendrá que analizar su relación con los demás, ya que el mensaje de su inconsciente está apuntando una timidez que no la deja vincularse libremente. Este sueño nos muestra una infancia saturada de tabúes, con una imagen materna muy fuerte, y una carga de pesadumbres que la soñadora se niega a aceptar durante la vigilia. Si la pollera está asociada con otra prenda de color, ello querrá decir que un costado de su personalidad está pugnando por salir de esa cárcel de tabúes, lo cual abre una puerta a la solución de los problemas. Si el sueño muestra a una persona sacándose la pollera larga y negra simboliza la ruptura con un pasado poco feliz lo que generalmente viene de la mano con algunas experiencias sentimentales.
En lo que ata├▒e a las polleras cortas, ellas representan una osad├şa que permite a la persona relacionarse exitosamente con todo el mundo. Sin embargo, si esa prenda va asociada con una camisa cerrada (en especial si es de color negro), ello simboliza que la mujer aparenta un desenfado que no es real. Esto requiere ser analizado minuciosamente, ya que esa falta de armon├şa entre lo deseado y lo que ocurre puede desembocar en desequilibrios muy perjudiciales.
Otro de los sue├▒os referidos a polleras es el que tiene que ver con la antig├╝edad de la prenda. Una mujer relata lo siguiente:

Estoy entrando en una gran sala repleta de gente de todas las edades. Algunos de ellos se encuentran bailando, otros charlando. Cuando notan mi presencia todos callan y dirigen sus miradas hacia m├ş. Yo siento que me sofoco, la transpiraci├│n corre por mi frente. Me siento extra├▒a. Cuando me miro en un espejo veo que tengo puesto un antiguo vestido, con la pollera cubierta de encajes y de un color amarillento. Enseguida comienzo a o├şr las risas de todos los presentes y salgo corriendo del sal├│n.

Evidentemente nos encontramos ante una mujer que sufre un fuerte complejo de inferioridad, ya que siente que sus particularidades causan el rechazo del mundo circundante. Es de esas personas que se encuentran convencidas de haber nacido en el tiempo equivocado, aunque este hecho les cause un profundo desagrado. No ocurre lo mismo con la mujer que se sueña paseando alegremente, con su vestido antiguo, por un parque, mientras los demás la miran con admiración.
Finalmente tenemos el caso de la mujer que anda con su pollera hecha jirones, lo que denota una autoestima seriamente erosionada por las cr├şticas de los dem├ís, que ella siente injustas. Este es uno de los sue├▒os que se repiten con mayor frecuencia y que en ocasiones se reitera durante varias semanas. Los psic├│logos narran las experiencias de los hombres que se sue├▒an con polleras, lo cual -como resulta obvio- tiene el inequ├şvoco significado de una homosexualidad latente o de una impotencia sexual que lo ha hecho fracasar en sus intentos de relacionarse con el sexo opuesto.

Volver a El simbolismo de la vestimenta